Con "prácticas del pasado" alista PRD su refundación

miércoles, 2 de diciembre de 2009

OAXTEPEC, Mor., 2 de diciembre (apro).- Pese a los llamados de unidad de su líder nacional, Jesús Ortega, el PRD alista su proceso de refundación en medio de señalamientos de perpetuar las “mismas prácticas del pasado”.
En su discurso inaugural del sexto pleno del Consejo Nacional, Ortega Martínez sostuvo que el XII Congreso es el acontecimiento político “a no dudar más importante de estos meses y, no dudo, de estos años”.
Pese al desangelado arranque del evento, confió en que los perredistas saldrán fortalecidos y con un “partido refundado”.
El también dirigente de la corriente Nueva Izquierda (NI) aseguró que “amplios sectores de la población, actores políticos importantes, politólogos y analistas van a estar muy pendientes de las resoluciones; sobre si el PRD sale más fuerte porque sale más unido, más cohesionado, como alternativa real de gobierno”.
Sin embargo, hasta el cierre de la edición, las discusiones del Consejo Nacional se concentraron en los recursos erogados en la organización del Congreso.
Así, esta noche la Secretaría de Finanzas informó que el encuentro perredista costó al partido unos 10 millones 570 mil pesos.
    La discusión de los consejeros se centró en este punto luego que les causara irritación el monto erogado en arrendamiento, transporte, viáticos, difusión y publicaciones en medios escritos.
El traslado de delegados costó un millón 400 mil pesos; hospedaje y alimentos, 3 millones 500 mil; auditorio y montaje, otro millón; servicio de cafetería, 150 mil; 200 mil pesos en audio y video; 50 mil en fotocopiado, y 20 mil pesos en cómputo.
Además, un millón de pesos para difusión; impresión de documentos, 250 mil, y 3 millones en foros y reuniones de la Comisión de Refundación, a cargo del senador Alfonso Sánchez Anaya.
    Por esa razón, el secretario de Finanzas, Javier Salinas, exigió que el actual Consejo aprobara ese presupuesto, frente a críticas de delegados que, molestos, cuestionaron que se hablara “de refundación y seguimos con las mismas prácticas del pasado”.
    Luego, el presidente de la mesa directiva del Consejo Nacional, Camilo Valenzuela, sometió a votación la propuesta de presupuesto, o en su defecto se dejara para mañana jueves, pues “todos tienen sueño”.
En respuesta, los consejeros reclamaron a Finanzas la entrega de una copia del presupuesto antes de someterlo a votación, pues se trata de recursos que ya se están ejerciendo.
    Salinas ofreció una disculpa a la asamblea por no haber entregado esa copia, pero se deslindó del ejercicio del presupuesto sin someterlo a la aprobación de un Consejo anterior. Y pidió avalar de una vez el monto erogado para evitar una eventual multa del Instituto Federal Electoral (IFE).
Bajo este escenario, el Consejo Nacional no fue el mejor preámbulo del anhelado proceso de refundación del partido, luego que tampoco se discutieron temas centrales en la revitalización del perredismo.
    Después de siete horas de retraso, alrededor de 120 –de 320—consejeros nacionales se congregaron en el auditorio del Centro Vacacional Oaxtepec del IMSS, pero su primera decisión fue modificar el orden del día del Congreso Nacional, y que ahora se llevará a cabo del 4 al 6 de diciembre.
    Luego decidieron que la estrategia electoral, política de alianzas y política parlamentaria se discutan en el XII Congreso Nacional, que se instalará el próximo jueves a las seis de la tarde.
    Se propusieron tres resolutivos para que se sometan a discusión en el pleno: un plan anticrisis elaborado por el exdiputado Jorge Calderón, presidente del Instituto de Estudios de la Revolución Democrática.
“Se debe crear un nuevo modelo económico y profundizar las transformaciones democráticas del país”, indicó Calderón en su intervención.
    Por su parte Dolores Padierna, líder de Izquierda Democrática Nacional (IDN), propuso que el PRD se solidarice con la lucha del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) contra el decreto de liquidación de Luz y Fuerza del Centro (LFC).
Además, que también se respalde a las mujeres de los electricistas que llevan una semana en huelga de hambre y que ya han visto afectada su salud.
En ese sentido, propuso un plan de acción para reestablecer la negociación entre el SME y la Secretaría de Gobernación.
    También se pronunció por que el partido apruebe reformas que permitan la consulta nacional, el plebiscito y el referéndum, con el fin de que el pueblo decida si quiere que sus gobernantes sigan en el poder.
Asimismo, acusó al presidente Felipe Calderón de estar “agotado, políticamente derrotado y con un gobierno en quiebra desde hace tres años”.
    En tanto Juan Manuel Ávila, responsable de la Unión de las Izquierdas, pidió que el Congreso llame a una “mesa nacional” para que los liderazgos sociales formulen “un plan de acción contra la derecha” y que el partido salude y apoye la toma simbólica del país que el SME tiene prevista para el próximo viernes.
    Por su lado Beatriz Mujica, secretaria de Alianzas del PRD, solicitó que el dirigente nacional Jesús Ortega constituya un frente político junto con otras organizaciones de izquierda; luego lo registre ante el IFE siempre en acuerdo con los partidos Convergencia y del Trabajo.
    Las propuestas se aprobaron en lo general, a petición del diputado federal Jesús Zambrano, quien además solicitó fueran turnadas al Congreso.
    Por último aprobaron, entre otros, los documentos básicos de reforma del PRD: principios, programa, línea política y estatutos.

Comentarios