Cae presunta administradora de laboratorios de "La Familia"

miércoles, 23 de diciembre de 2009

MÉXICO, D.F., 23 de diciembre (apro).- Agentes de la Policía Federal capturaron a la presunta responsable de la producción de droga sintética (ice) para el cártel de La Familia, Claudia del Carmen Jacobo Nares, La Química, informó hoy la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSP).

         Por medio de un comunicado, la Secretaría dio a conocer que la captura se realizó el lunes pasado, 21 de diciembre, gracias a “los trabajos de inteligencia e investigación” de la Policía Federal.

         Aunque la SSP no informó el lugar donde La Química fue capturada, explicó que era la encargada de la producción de ice en las ciudades de Apatzingán y Uruapan.

         De acuerdo con la SSP, La Química estaba a las órdenes de Servando Gómez Martínez, La Tuta, y de Enrique Plancarte Solís, Kike Plancarte, líderes regionales de La Familia.

         Claudia del Carmen era la responsable de operar los laboratorios clandestinos de La Familia y reportaba directamente a La Tuta y a Kike Plancarte, a quienes reportaba directamente en reuniones furtivas que se realizaban en las inmediaciones de Apatzingán.

         La SSP reveló que La Química, conoció a La Tuta hace más de un año, aproximadamente, en Nueva Italia, donde le propuso al capo que se asociaran y la financiara para producir droga sintética.

Claudia del Carmen les vendía la droga a Gómez Martínez y Plancarte Solís en 100 mil pesos cada kilogramo, de lo cual obtenía ganancias de más de 300 mil pesos mensuales, aproximadamente.

         Para la producción de la droga, Claudia del Carmen, indicó la SSP, compraba los químicos en tiendas de pinturas y solventes de Uruapan.

Según la Secretaría, La Química conocía el procedimiento y las fórmulas para la elaboración del ice en virtud de que su expareja sentimental, que estuvo preso en Uruapan, se dedicaba a la preparación de este tipo de droga.

         Durante la captura la Policía Federal también logró el aseguramiento de un tinaco azul de aproximadamente 108 kilogramos, con una sustancia química conocida como perfume; tres tambos blancos de 20 litros cada uno, con una sustancia de color amarillo, con las características similares a las del ice, con un peso aproximado de 30 kilogramos, así como una bolsa transparente con la misma sustancia cristalina de color amarillo, con un peso aproximado de un kilogramo.

         La Química fue puesta a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación, adscrito a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).

Comentarios