Ejecutan a 8 en Sonora y Chihuahua

jueves, 24 de diciembre de 2009

MÉXICO, D.F., 24 de diciembre (apro).- El norte del país continuó bajo el acoso del crimen organizado: pistoleros a sueldo ejecutaron a ocho personas en los estados de Sonora y Chihuahua, de los cuales tres eran miembros de una familia.

         Entre la noche del miércoles y la madrugada de este jueves, en Ciudad Juárez, Chihuahua, tres miembros de una familia, uno de ellos un niño de 12 años de edad, fueron ejecutados por un comando que irrumpió violentamente en la vivienda de las víctimas.

Los sicarios utilizaron rifles AK-47 (“cuernos de chivo”)

         Las víctimas tenían 24, 40 y 12 años de edad. El menor murió horas más tarde, cuando recibía atención médica en un hospital del Seguro Social.

         La cuarta víctima de la delincuencia organizada fue un hombre desconocido de entre 20 y 25 años de edad, quien recibió varios impactos de arma de grueso calibre en todo el cuerpo. Finalmente, el quinto ejecutado fue otro hombre, de 28 años de edad. Su cuerpo fue localizado en la zona agrícola del Valle de Juárez.

En tanto, en Ciudad Obregón, Sonora, dos hombres fueron ejecutados con armas de alto poder casi a la medianoche del miércoles en pleno centro de la ciudad. En el lugar de los hechos quedaron regados más de un centenar de casquillos percutidos de rifle AK-47. Las víctimas eran dos hermanos de 60 y 58 años de edad, y el hijo de uno de ellos.

La tercera víctima fue Jesús Chávez Arbayo, de 32 años de edad, quien resultó lesionado y más tarde falleció cuando recibía atención médica en el Seguro Social de esta localidad. Esta persona era hijo de Antonio Chávez, uno de los hombres asesinados.

El homicidio fue perpetrado por un comando que viajaba en una camioneta blanca sin placas, la cual, sospechan fue utilizada en el lanzamiento de las siete granadas contra edificios públicos de esta ciudad el martes pasado.

 

Presentan a siete sicarios

Mientras tanto, en Chilpancingo, Guerrero, el Ejército Mexicano presentó a siete presuntos integrantes de la banda Los Pelones, a quienes se les atribuye el homicidio de seis personas que aparecieron entre el 10 y 16 de diciembre, en Chilpancingo.

La presentación se realizó en el cuartel de la 35 Zona Militar. Uno de los presuntos delincuentes, Juan Carlos Nava Romero, El Niño, es hermano de Jesús Nava Romero, El Rojo, quien estaba a cargo de la plaza de Chilpancingo, y fue detenido en el enfrentamiento en donde murió Arturo Beltrán Leyva, en Cuernavaca, Morelos.

“Se tiene conocimiento que estos individuos forman parte de la banda delictiva Los Pelones y, al parecer, participaron en el desmembramiento de cuerpos humanos que aparecieron recientemente en esta ciudad capital, los días 10 y 16 de diciembre", informó la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) a través de un comunicado.

Comentarios