"Derroteros. Manuel Felguérez", por Teresa del Conde (coordinadora)

lunes, 28 de diciembre de 2009

MÉXICO, DF, 23 de diciembre (apro).- La crítica y maestra de arte, así como psicóloga, Teresa del Conde, exdirectora del Museo de Arte Moderno (1990-2001), investigadora del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM y autora de innumerables títulos, ha coordinado este volumen que ahora el Conaculta entrega con el nombre Derroteros. Manuel Felguérez.

         En él recoge textos fundamentales que nos acercan a la obra y espíritu de este creador de la Ruptura, pintor y escultor zacatecano. Elige para abrir uno del escritor y maestro emérito de la UNAM especialista en el Siglo de Oro Sergio Fernández, “Manuel Felguérez. Poeta a mano armada”.

De ahí echa mano del ensayo del historiador de arte Enrique Franco, “Las posibilidades de la inteligencia: imagen de Manuel Felguérez”.

         También reúne varias entrevistas, una a Vicente Rojo realizada por Marco Antonio Silva Barón, otra con el también pintor Francisco Icaza, de Lucía Puente, la hecha a Jorge Guadarrama por Yani Herreman, la del artista Tomás Parra, obra de Mario Raúl García, a Francisco Castro Leñero por Maude Olea, así como un testimonio sobre la Ruptura de José Luis Ibáñez en conversación con Clara Scheib.

         Por su parte, Trinidad Monroy traza un estudio del Felguérez escenógrafo y Antonio Espinoza titula su texto “Manuel Felguérez: tres estaciones”, mientras Linda Atach llama al suyo “La invención destructiva: convergencias y encuentros”, y Mario Raúl García analiza la escultura monumental Puerta al tiempo.

         Hay un escrito más, de Marisela Marín, “Manuel Felguérez de nuevo en Bellas Artes. Preparativos”, y el libro cierra con un colofón de la propia Teresa del Conde, “Ruptura o apertura?”

El siguiente texto es un fragmento de la introducción de estos trabajos, por ella misma:

“El staff de autores en esta ocasión repite a pocos de quienes participaron en Voces de artistas; a ellos ahora se añaden colaboraciones de algunas de mis alumnas y alumnos de nuevo cuño. Hay entrevistas recientemente realizadas y ensayos breves, producto de investigaciones llevadas a cabo por quienes las firman, haciéndose responsables de las mismas. Todas fueron concretadas posteriormente en la serie de Diálogos que mantuvimos en conjunto.

         “El doctor Sergio Fernández, investigador emérito de la UNAM, Premio Nacional en Lingüística y Literatura, autor consabidamente famoso, cervantista consumado, especialista en el Siglo de Oro, en sor Juana Inés de la Cruz, en Proust y en otras ideas, aparece aquí con una entrada. Prefirió escribir en un breve texto su propio parecer y no –propiamente hablando—ser objeto de una entrevista, a pesar que sí sostuvo conversaciones con Miguel Ángel Rosas, también asistente al seminario, a quien desde aquí doy crédito por su esfuerzo pese a que no quedó incluido. Agradezco la confianza que el doctor Fernández me deposita intensificada a través de una nutrida correspondencia que mantuvimos por más de un año y que algún día, si los hados lo permiten, pensamos completar y publicar.

“La entrevista al maestro José Luis Ibáñez, a quien conozco desde la Casa del Lago y con quien me topo con harta frecuencia en la universidad, asumió en manos de su entrevistadora el carácter de un monólogo que los lectores sin duda disfrutarán a fondo, entre razones debido al humor involuntario de que hace gala.

“A Enrique Franco Calvo, quien ya no asiste a mis clases –aunque sigue considerándose desde Oaxaca ‘mi discípulo’--, le encargué una entrada debido a que aprecio sus modos de expresión escritural y también porque coadyuvó en la exposición de Pontevedra, en la que Felguérez participó, además de que lo frecuentó cuando se desempeño como titular en investigación durante mi gestión como directora en el Museo de Arte Moderno.

“Un comentario particular merece mi actual asistente en el Sistema Nacional de Investigadores (Conacyt): Yeni Briones Saldaña, cuya experiencia editorial, ya constatada, se pone de relieve nuevamente en este volumen. Tanto ella como yo hemos leído y releído la totalidad de los textos aquí integrados, con el único objeto de ordenarlos y propiciarles mayor legibilidad respetando en todo los modos discursivos de autores y entrevistados. Debo aclarar que no todas las personas convocadas a participar en un inicio se encuentran aquí incluidas. Eso no se debe a discriminación alguna, sino al hecho de que la ruta de trabajo, aquí implícita, tuvo sus tiempo de exposición y de terminación.

“Unos y otros, al igual que yo misma, somos falibles, y como las verdades absolutas no existen en este campo (existen en menor medida que en ningún otro) la valía que pudiera tener nuestro trabajo consiste principalmente en ser colectivo, como producto que es de un seminario, y en el empeño en darlo a la luz, a modo de tributo a uno de los artistas plásticos actuales de trayectoria señera y vocación implacable.

“Tiene, creo, otra virtud: se trata en su mayoría de textos ‘frescos’ desiguales entre sí en cuanto a enfoque --cual debe ser-- que dan cuenta del interés y entusiasmo que suscita Manuel Felguérez entre estudiantes que siguen manteniendo ese estatus, aunque algunos ya se integran a las recientes generaciones de investigadores y comentaristas. A la vez, como podrán calibrar los posibles lectores, cabe la posibilidad de que lo que aquí se dice plantee los prolegómenos para una discusión más, entre las muchas que ha suscitado la llamada Generación de Ruptura.”

Comentarios