Alcalde de Reynosa pide replantear guerra contra el narco

martes, 29 de diciembre de 2009

REYNOSA, Tamps., 29 de diciembre (apro).- El alcalde de esta ciudad, Oscar Luebbert Gutiérrez, lamentó hoy la muerte de la menor Elizabeth Martínez Medrano durante un operativo militar y demandó al gobierno federal replantear la estrategia contra el narcotráfico.

          Dijo que es urgente que hechos “trágicos” como el ocurrido ese día, cuando una menor se convirtió en víctima inocente de la guerra contra el narcotráfico, se “pongan en la mesa de discusiones” para analizar las medidas a tomar.

           Elizabeth Martínez Medrano viajaba en brazos de su madre en un microbús; justo en ese momento, un grupo de soldados disparó contra presuntos sicarios y una de las balas le perforó el estómago a la pequeña.

           Otros pasajeros del microbús resultaron heridos, incluidos los padres de la menor: Marlett Medrano García, de 21 años de edad, y Eduardo Martínez Antonio, de 24.

          Luebbert Gutiérrez dijo la pérdida de vidas inocentes es algo que está ocurriendo en la guerra contra el narco y eso, subrayó, es algo que “no podemos permitir, como si no pasara nada”.

          Dijo que es necesario exponer este tipo de casos en una reunión en la que participen representantes de los gobiernos federal, estatal y municipal, con el fin de que se tomen acuerdos y analizar las medidas para evitar que el combate contra la delincuencia organizada siga afectando a la población civil.

          Aunque reconoció el  esfuerzo que realiza el gobierno federal para desarticular a las bandas del crimen organizado, Luebbert afirmó que una prioridad en la estrategia que se siga debe ser el respeto a la vida humana.

         “No hay costo que pueda ser aceptado, menos el de la muerte de una menor, como lamentablemente lo tuvimos aquí”, puntualizó.

          Al considerar que ha sido “muy alto” el costo que ha pagado la sociedad civil en el combate a la delincuencia, el edil urgió al gobierno federal a replantear los esquemas operativos del Ejército, Marina y Policía Federal para evitar la pérdida de vidas inocentes, sobre todo de niños.

         Calificó como “costos tremendamente altos” los que se pagan con las muertes de mujeres y hombres que nada tienen que ver en esta guerra declarada.

           Y pidió que los esquemas operativos sean revisados de manera “responsable”, pues aunque la intención no es segar vidas inocentes, “ahí están y no podemos mantenernos como si no pasara nada”.

Comentarios