México, la mayor tumba de periodistas en Latinoamérica: RSF

martes, 29 de diciembre de 2009

MÉXICO, D.F., 30 de diciembre (apro).- El territorio mexicano se convirtió este año en uno de los sitios más peligrosos para ejercer el periodismo, según Reporteros Sin Fronteras.

Y es que, de acuerdo con el balance anual dado a conocer por ese organismo, de los seis crímenes cometidos contra periodistas en el continente americano la mitad de ellos sucedieron en México.

Además, de los 33 secuestros acontecidos en el mundo durante este año una buena parte tuvieron lugar en sueño mexicano.
Según el informe de RSF, los crímenes contra periodistas en el mundo durante 2009 registraron un incremento de 26% en relación con el año anterior, con 73 casos.

Asia fue la región que registró la mayor cantidad de muertes, con 44, incluidos los 30 periodistas asesinados el 23 de noviembre en Filipinas, durante una masacre por rivalidades entre clanes políticos, que en total dejó 57 decesos.

“El año 2009 se recordará marcado por dos acontecimientos dramáticos: la mayor matanza de periodistas llevada a cabo en una sola jornada (...) y una oleada sin precedentes de detenciones y condenas de periodistas y bloggers en Irán", señala el informe.

La reelección del presidente iraní, Mahmoud Ahmadineyad, que generó masivas protestas en el país persa, ha sido el origen de una delirante oleada represiva contra los medios, consideró RSF.

“Las guerras y las elecciones han sido las principales amenazas para los periodistas en 2009. Cada vez resulta más peligroso cubrir un conflicto, en la medida en que se convierte a los periodistas en objetivos y corren el peligro de ser asesinados, o de que les secuestren.

"Pero también puede resultar peligroso hacer este trabajo en periodo electoral, con el resultado de que se puede acabar en la cárcel o en el hospital. En países poco democráticos ha sido particularmente importante, en 2009, la violencia en los periodos anteriores o posteriores a las elecciones", señaló.

En África se registraron 12 decesos, en Europa hubo 7, en Medio Oriente, 7, y en América, 6.

De acuerdo con la organización, con sede en Francia, el 50% de los asesinatos ocurridos en el continente americano tuvo lugar en México.

Además, RSF informó que 33 periodistas fueron secuestrados en el año y la mayoría de estos casos se concentró en Afganistán, México y Somalia.

Comentarios