Un retroceso, penalizar el aborto en México: ONU

jueves, 3 de diciembre de 2009

MEXICO, D.F., 3 de diciembre (apro).- Magdy Martínez Solimán, representante del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) consideró hoy como un retroceso reformar la Constitución federal para reconocer el derecho a la vida desde la concepción, como ha sucedido en 17 entidades del país.
     En su opinión, ese tipo de reformas legales limitan los derechos de las mujeres y ponen en riesgo su salud.
 “México ha sido un país que ha introducido los derechos de las mujeres prácticamente al mismo tiempo que las naciones europeas más avanzadas", recordó.
Martínez Solimán añadió que modificar la Constitución “sería un retroceso impensable. El edificio normativo federal tiene bien anclados los derechos de las mujeres y esa es una aventura a la que los legisladores federales esperemos no se asomen".
Por su parte, Maria Luisa Sánchez, directora del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), dijo que la posibilidad de reformar la Constitución del país está latente.
        En conferencia de prensa, Sánchez señaló: "Es una posibilidad que, dependiendo la forma en que sea redactada esa reforma constitucional, afectará de manera determinada no sólo lo que está ocurriendo en los estados, sino también al Distrito Federal. El costo sería muy alto".
          Además de necesitar de la aprobación de las dos terceras partes de la Cámara de Diputados, uno de los requisitos para reformar la Constitución es contar con la aprobación de la mitad de los congresos estatales.
          Al respecto, Martínez Solimán afirmó: “Hacemos un llamado para  que México mantenga el alto nivel de compromiso internacional que tiene con relación a los instrumentos internacionales y no los diluya cuando se llega a concretar la norma a nivel local".
          Agregó que el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, ha manifestado su preocupación por las altas tasas de mortalidad materna en México, y muchas muertes tienen que ver con practicar abortos inseguros.
           Reiteró que el comité ha recomendado a México ampliar la cobertura de los servicios de salud, principalmente la atención de la salud reproductiva y los servicios de la planificación de la familia y tratar de eliminar los obstáculos que impiden acceder a las mujeres.
           Y añadió que ese comité ha solicitado también a México que armonice la legislación relativa al aborto y que aplique una estrategia para incluir el acceso efectivo a servicios de aborto seguro en las circunstancias previstas en la ley.