"No hemos perdido el rumbo", asegura Calderón

viernes, 4 de diciembre de 2009

MÉXICO, D.F a 4 de diciembre (apro).- Ante los altos mandos de la Marina y del Ejército, el presidente Felipe Calderón Hinojosa aseguró que su gobierno “ha sostenido con firmeza el timón” ante la severa crisis financiera, y aseguró que su equipo “llevará a la patria a puerto seguro” toda vez que nunca perdieron el rumbo.
El mandatario lanzó este mensaje de aliento durante el desayuno anual con las Fuerzas Armadas tras de que el pasado martes 1 de diciembre el periódico Reforma publicara el resultado de su última encuesta, en la cual Calderón disminuyó 16 puntos en la aprobación ciudadana al pasar de 62 a 58%.
“Hoy puedo decirles, con orgullo y con satisfacción, que México está saliendo adelante”, enfatizó Calderón en un encendido discurso pronunciado en las instalaciones de la Secretaría de Marina, ubicada al sur de la ciudad de México.
Al mandatario le sienta bien sentirse entre militares, marinos y policías. A lo largo del año 2009 fue frecuente observarlo cantando el Himno del Colegio Militar –como sucedió durante el desfile del pasado 16 de septiembre- o el nuevo himno de la Policía Federal –estrenado apenas hace dos semanas-.
    Arropado por los marinos, Calderón informó que ya “se están despejando los nubarrones en el horizonte” y que el país “ha recobrado su fuerza y que nunca, nunca perdimos el derrotero”.
    Según los resultados del diario Reforma uno de los rubros que provocó la caída de Calderón en la aceptación ciudadana fue el alza en impuestos. La propuesta hecha en la residencia oficial de Los Pinos era de gravar con un 2% extra a todos los bienes y servicios, incluidos alimentos y medicinas.
    Pero esta propuesta no fue aprobada en la Cámara de Diputados. La mayoría de  legisladores priístas negociaron con la bancada del PAN un aumento del 28 al 30% del Impuesto Sobre la Renta (ISR), así como un incremento del 15 al 16% en el Impuesto al valor agregado (IVA).
En su mensaje ante las Fuerzas Armadas, Calderón dijo:
“Sin temor a la magnitud de las tempestades, hemos tenido firmeza en el timón. Hemos tomado las medidas necesarias para superar las adversidades en todos los frentes; no nos ha descontrolado ni la escora, ni tampoco nos hemos arredrado ante el vendaval de los vientos”.
En este sentido, agregó que, a pesar de la gravedad de la tormenta y de los múltiples factores que influyeron en ella -económicos, sociales y de salud-  México está saliendo adelante.

Comentarios