Panistas de Nuevo León promueven cadena perpetua contra plagiarios

lunes, 7 de diciembre de 2009

MONTERREY, N.L., 7 de diciembre (apro).- La fracción legislativa del PAN en el Congreso de Nuevo León presentó una propuesta para castigar con cadena perpetua a secuestradores y a servidores públicos involucrados con las bandas de plagiarios.
La propuesta del PAN implica reformar el artículo 22 de la Constitución Política Mexicana, mediante la adición de un párrafo que establezca la penalidad vitalicia para que los secuestradores no puedan ser reinsertados a la sociedad.
La iniciativa propone una adición al segundo párrafo del artículo 22 constitucional, la cual quedaría de esta manera:
“En los casos de privación ilegal de la libertad, homicidio cometido con premeditación, alevosía, ventaja o traición, y lesiones agravadas, cuando se relacionen con el delito de delincuencia organizada, o cuando un funcionario o servidor público esté coludido con el crimen organizado, podrá aplicarse hasta pena corporal de por vida a los responsables.”
La iniciativa fue presentada por el legislador panista, Omar Orlando Pérez Ortega, en nombre de la bancada de Acción Nacional.
En la argumentación, el legislador señaló que hechos violentos, como las balaceras del viernes pasado en el municipio de Juárez, que dejaron como saldo 15 personas muertas y más de una decena de heridos, motivan una reflexión sobre la finalidad del derecho penal “como elemento para la reinserción del delincuente y para privilegiar su carácter disuasivo”.
Desde la tribuna legislativa dijo: “Resulta necesario acreditar al juzgador la posibilidad de imponer una sanción corporal vitalicia contra quienes, ya sea por su peligrosidad o por su reincidencia, sean considerados enemigos públicos de gravedad tal que sea inviable su reintegración a la sociedad.”
Por su parte el diputado local priista, Héctor García, se manifestó de acuerdo en endurecer las penalidades a los delincuentes, aunque propuso que la idea restablecer la cadena perpetua sea analizada por especialistas del ramo penal.
“En lo que sí estamos de acuerdo es en que tenemos que hacer algo como legisladores de Nuevo León, exhortando a los legisladores federales para que analicen la ley en torno al secuestro y la privación ilegal. Se necesita que se endurezcan en el país las penalidades. Actualmente la ley tiene muchas lagunas que permiten a los delincuentes salir de la cárcel”, dijo.