Por narco, vacío de autoridades en Tancítaro, Michoacán

lunes, 7 de diciembre de 2009

México, D.F., 7 de diciembre (apro).- Toque de queda, incertidumbre, temor, abandono y carencia de autoridades es lo que se respira en el municipio michoacano de Tancítaro, ubicado a 25 minutos de Uruapan, Michoacán.

La vigilancia y recorridos  en el municipio aguacatero están a cargo de la Policía Ministerial del Estado, la Policía Estatal Preventiva y el Ejército Mexicano, pero la inseguridad ronda el ambiente, el temor y la zozobra son evidentes, ante los embates de la delincuencia organizada. Desde temprana hora las calles permanecen desiertas.

La crisis inició a raíz de la privación ilegal de la libertad de Norberto Sánchez Verduzco, de 72 años de edad, padre del síndico municipal Virgilio Sánchez Lemus y de Gabriel Zamora Torres, de 55 años, padre del secretario municipal Vinicio Zamora Rodríguez. Los levantamientos ocurrieron la madrugada del pasado lunes 30 de noviembre.

Al día siguiente de “los levantamientos”, los padres de los funcionarios regresaron sanos y salvos, pero traían consigo  un mensaje: Que renunciaran todos los funcionarios y la policía.

La madrugada del 5 de diciembre, el presidente municipal, J. Trinidad Meza Sánchez  y los regidores Mario Medina, Adelita García, Paula Díaz, Alejandro Reynaga, Netzahualcóyotl Gutiérrez, Martín Nambo y Octavio García, presentaron sendas licencias ante el Congreso del Estado.

 

En la licencia se  incluía la renuncia de jefes  policiales.

Lo más grave es que los suplentes se han negado a tomar las riendas del ayuntamiento de Tancítaro; es más, a muchos ni siquiera los han logrado localizar. Existe un evidente vacío de poder.

Mientras las cuestiones políticas se dirimen en el Congreso, la población se percibe insegura; el comercio, la educación y las actividades agrícolas y pecuarias podrían resentir este proceso que se vive.

 La clínica del IMSS, no está funcionando, luego de que el 5 de marzo fueron secuestrados el director de la Unidad de Medicina Familiar Número 57, un enfermero y un administrador fueron secuestrados para llevarlos a la sierra y luego dejarlos amordazados y atados a un árbol.

“De no existir por parte de las autoridades policiales de los tres órdenes de gobierno las garantías de seguridad necesarias para otorgar los servicios asistenciales en Michoacán, los centros de atención familiar de la entidad se irán cerrando paulatinamente como sucede con la clínica de Tancítaro, aseguró el delegado de la institución Julio César González Jiménez”.

Desde principios del año, hay barricadas en palacio municipal, Dirección de Seguridad Pública, oficinas de gobierno, pues son continuos los embates del crimen organizado contra esa población, como ejecuciones de policías, autoridades municipales, levantones, secuestros, extorciones e inseguridad.

Tancítaro es considerado como la auténtica capital mundial del aguacate. En la reciente exportación a los Estados Unidos y Europa, de acuerdo a la APEAM, se enviaron algo así como 350 mil toneladas y la mayor parte correspondió precisamente a ese municipio de la sierra.

Comentarios