Veteranos contra damas

lunes, 7 de diciembre de 2009

MEXICO, D.F., 2 de diciembre (apro).- Marienbad es famoso en el mundo del ajedrez porque a principios del siglo pasado se jugaron extraordinarios torneos internacionales. Hoy pareciera que los organizadores del evento que reseñaremos buscarán de alguna manera darle nuevo lustre a esta ciudad.
           Se trata del torneo veteranos contra damas, donde cuatro jugadores fuera de serie, leyendas del ajedrez sin duda, Jan Timman, Viktor Korchnoi, Vlastimil Hort  y Robert Hübner, se enfrentarán a las jóvenes grandes maestras: Katerina Lahno, Koneru Humpy, Anna Muzychuk y Jana Jackova.
           El torneo se juega por sistema Scheveningen, donde los hombres solamente juegan contra las mujeres y los sexos iguales no se enfrentan entre sí. Se jugará desde el 28 de noviembre y terminará el torneo el próximo 5 de diciembre.
          La sede es el Hotel Cristal Palace, que se encuentra en Mariánské Lázně (Marienbad). Como ya es costumbre, se jugará a un ritmo de 1:30 horas para los primeros 40 movimientos y 30 segundos extras por jugada para el resto de la partida. La organización corre a cargo de la Asociación de Ajedrez de Praga y han invitado de manera especial al excampeón mundial Boris Spassky, afable siempre, el cual ya es un icono mundial en el ambiente ajedrecístico (Spassky debe estar rondando los 70 años, pero se le ve fuerte y sano, lo cual es aún mejor para el ajedrez mundial).
           Para algunos románticos, Marienbad es la ciudad donde el poeta alemán Goethe, a los 72 años, encontró a su musa de 17 años, Ulrika, y quizá de ahí surgió la idea de esta confrontación (gracias a Nadja Woisin, de Chessbase.com, por esta información).
           Al momento de escribir esta columna los veteranos ganan 4.5 a 3.5 puntos el encuentro. Sin embargo, no todo está dicho. Lo importante de este torneo es ver cómo el ajedrez ha progresado notablemente, particularmente en el aspecto femenil. Hace años el excampeón del mundo, el holandés Max Euwe, declaró que sí, que las mujeres podrían jugar bien al ajedrez, pero que eso llevaría unos 100 años más. No pasaron ni la mitad para ver a grandes maestras que tienen desempeños que antes sólo se creían posibles entre los hombres. Es claro que este “machismo” del ajedrecista es consecuencia de un hecho que con el tiempo se ha diluído: antes, los hombres jugaban mejor que las mujeres. Una campeona española alguna vez dijo: “Como no iba a ser así, si además de jugar tenían que parir, cuidar críos y llevar una casa. Ya quisiera ver a Karpov haciendo todo eso y además jugando al ajedrez”.
          Lo cierto es que Koneru Humpy, de la India, es quizá la segunda jugadora más fuerte del planeta (antes está Judit Polgar, que sigue manteniendo su gran nivel en torneos como la copa mundial, a pesar de haber parido dos hijos amén de cuidarlos), está demostrando que el nivel de las estrellas del pasado puede ser remontado a base de trabajo constante en ajedrez, además de la energía que otorga la juventud. Aun así, es meritorio a todas luces enfrentar a estos lobos viejos de mar, que se las saben de todas todas y que han hecho parte importante de la historia del ajedrez.
          Katerina Lahno, por su parte, es una mujer que en sus inicios destacó siendo apenas una niña. Llegó al título de maestro internacional entre los hombres y un par de años después se consolidó como gran maestro entre los hombres. Está casada con el gran maestro francés Fontaine, y por las fotos del sitio oficial, parece ser que pronto será mamá. Aun así, a pesar de esa “frágil” e indefensa figura, hay que ver cómo ataca Lahno. Tiene un fortísimo nivel y es una de las mejores jugadoras actualmente en el circuito internacional.
          Anna Muzychuk y Jana Jackova son también grandes maestras y con su juventud y un gran trabajo en ajedrez, que a esos niveles incluyen entrenadores, largas sesiones de partidas, de estudio, del uso de la computadora, de las bases de datos, etc., han logrado destacarse en el ámbito internacional, incluso frente a los fuertes grandes maestros que, nos guste o no, siempre nos queda un resquicio de machismo para aceptar que las mujeres ya nos pueden ganar en este tan difícil juego.
          El match puede seguirse en http://www.praguechess.cz/en/index.php, el sitio oficial. Sin duda es un evento muy atractivo e interesante.

Comentarios