Crea EU comisión para fiscalizar recursos del Plan Mérida

martes, 8 de diciembre de 2009

WASHINGTON, 8 de diciembre (apro).- La Cámara de Representantes del Congreso estadunidense aprobó la creación de una Comisión de Política Antinarcóticos, la cual se encargará de fiscalizar los recursos del Plan Mérida.
La comisión legislativa tendrá la misión de supervisar el buen uso de los fondos que aporta el gobierno del presidente Barack Obama para la instrumentación de políticas antinarcóticos de varios países, entre ellos y de manera prioritaria México y Colombia.
“Miles y miles de millones de dólares que aportan los contribuyentes estadunidenses se han gastado en los últimos años para combatir al negocio de las drogas en América Latina y el Caribe y, pese a nuestros esfuerzos, son muy pocos los resultados positivos”, denunció Eliot Engel, representante demócrata por Nueva York y principal patrocinador del proyecto de ley “HR 2134”, que ya avaló el pleno de la Cámara baja y por el que se autorizó la creación de la comisión de fiscalización.
Legisladores estadunidenses como Engel, también presidente del Subcomité de Asuntos del Hemisferio Occidental, consideran que, en el caso de México, la Iniciativa Mérida no ha dado los resultados esperados y, por el contrario; la narcoviolencia sigue en escalada en varias ciudades mexicanas.
“Llegó el tiempo de hacer una revisión a nuestros esfuerzos antinarcóticos aquí y en todos los países de las Américas, y esa es precisamente la tarea que llevará a cabo la comisión”, acotó Engel.
Respecto de la lucha antidrogas en México bajo la Iniciativa Mérida, el Congreso estadunidense siempre ha estado inconforme con los resultados que hasta ahora se han alcanzado con esa medida bilateral.
Por este motivo, Engel y sus colegas impulsaron la ley “HR 2134”, que define a la comisión como un mecanismo que se suma a los métodos de fiscalización que ya existen para la supervisión del buen uso de los fondos del Plan Mérida por parte del gobierno mexicano.
Hasta este momento le corresponde al Departamento de Estado supervisar que el dinero, equipo militar, técnico y el adiestramiento especializado que se proporciona al gobierno mexicano para combatir al narcotráfico no sea utilizado por el Ejército o las corporaciones policiacas para cometer violaciones a los derechos humanos bajo el estandarte de la contienda antinarcóticos, o para la práctica del cohecho.
A través de esta nueva comisión, el Congreso federal estadunidense podrá evaluar las políticas y programas que patrocina la Casa Blanca en América Latina y el Caribe para contener la producción, tráfico y demanda de drogas.
A la Comisión de Política Antinarcóticos para el Hemisferio Occidental (WHDPC, por sus siglas en inglés), el Congreso le exigirá someter recomendaciones en la materia, doce meses después que comience su labor, al Departamento de Estado, Defensa, de Justicia, Salud y Servicios Humanos y a la Oficina de Política Nacional para el Control de las Drogas de la Casa Blanca.
Sin embargo, la intervención de esta comisión podría tener serias repercusiones para la asignación de nuevos recursos o equipo militar a proyectos como el Plan Mérida.
Se estima que las recomendaciones legislativas que emanen de ella se enfocarán a la imposición de condiciones más estrictas y en su mayoría dirigidas a garantizar un mayor respeto a los derechos humanos.

Comentarios