Investiga Salud mal manejo de lote de vacunas contra la influeza

miércoles, 9 de diciembre de 2009

MÉXICO, DF, 9 de diciembre (apro).- La Secretaría de Salud inició una investigación para deslindar responsabilidades por el mal manejo que se hizo de un lote de vacunas contra el virus A/H1N1 en el estado de Morelos.
En conferencia, el titular de esa dependencia, José Ángel Córdova, detalló que personal de Salud de Morelos “por un descuido” dejó abierto el refrigerador donde se guardan las vacunas y que se está evaluando si éstas no se echaron a perder.
El funcionario recordó que en el caso de Colima, las vacunas sí se echaron a perder las vacunas contra el virus porque el lote fuera abandonado en las instalaciones del aeropuerto de esa ciudad.
Frente a esas contingencias, dijo, ya se revisa el sistema de refrigeración de las inmunizaciones, debido a que los errores de ese tipo se han presentado con otras vacunas.
Y reveló que “se han cometido descuidos en los traslados de los biológicos y cabe la posibilidad de que, aunque las personas se vacunaron, el suero no les hizo efecto, pues quizá no estuvo en las condiciones adecuadas de refrigeración”.
Sin embargo, anunció que mañana iniciará otra etapa de inmunizaciones, ahora a embarazadas de segundo y tercer trimestre de gestación, a menores de seis a 24 meses y al personal de guarderías y jardines de niños.
Luego la vacunación se continuará entre los trabajadores de la salud que están en contacto con personas infectadas por el virus.
Córdova Villalobos confirmó que ya se distribuyeron todas las dosis para la influenza estacional, por lo que reiteró el llamado a la población a que acuda a inmunizarse.
Dijo que hasta el momento se han confirmado 66 mil 390 casos de contagiados y 722 defunciones en México, y que ahora el registro sólo se hace en 10% de las personas que reporta el Sistema de Salud.
Consideró que la situación de la epidemia en el país por ahora “es estable, ya que se han registrado muchos menos casos y hospitalizaciones de los que se esperaban”.
Ejemplificó con el caso del Distrito Federal, en que esta semana sólo hay 15 pacientes entubados, cuando en los momentos críticos se llegaron a tener hasta 100 en hospitales del sector.
Debido a ello, confió, en marzo podría ponerse en verde el semáforo de alerta de la epidemia, pues en estos momentos está en amarillo, ya que “no se debe bajar la guardia”.
Córdoba Villalobos consideró que la estabilidad podría deberse a que la población, al estar expuesta al virus, se inmunizó de manera natural.