Policías rescatan a empresaria holandesa "levantada" en Cancún

miércoles, 9 de diciembre de 2009

CANCÚN, Q. Roo., 9 de diciembre (apro).- Elementos policiacos rescataron esta tarde a una empresaria holandesa que fue levantada por cuatro sujetos mientras caminaba por una transitada avenida de esta ciudad.
    De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia del estado, tras el rescate de la víctima los policías detuvieron a José Luis Ramírez Barrón, de 24 años de edad, Adrián Flores Custodio (20 años), Francisco Javier Chulim Batún (32 años) y César Augusto Mayo Santiago, de 14 años, presuntamente involucrados en el secuestro.
    Luego de los hechos, las autoridades iniciaron la averiguación previa número 9196/2009 por el delito de privación ilegal de la libertad en agravio de la mujer, quien fue levantada a las 13:20 horas.
     Según un reporte difundido por la Secretaría de Seguridad Pública de Benito Juárez, la empresaria fue secuestrada por tres sujetos rapados que la subieron a un vehículo Mustang azul, con placas DGG 4605 de Campeche, con dibujos de dragones en las puertas.
     La dependencia señaló que en el auto fueron detenidos José Luis Ramírez y César Augusto, en tanto que Francisco Javier Chulim fue capturado en un área verde, pero tuvo que ser trasladado al Hospital General debido a las heridas en el antebrazo y la parte frontal de la cabeza, por las mordidas de un perro policía.
     Testigos del hecho manifestaron que la mujer fue levantada en la avenida Yaxchilán y rescatada en la calle Nichupté, frente al centro comercial La Gran Plaza, luego de una persecución en la que, aseguraron, hubo varios disparos.
Asimismo, señalaron que además del Mustang, los plagiarios viajaban en auto BMW azul.
     En otro asunto, esta madrugada fue consignado el comandante del sector V de la policía municipal, Rigoberto Martínez, por los delitos de lesiones, daños en propiedad ajena y ultrajes a la autoridad.
     El uniformado, en estado de ebriedad, lanzó piedras y balazos contra el predio que habita su expareja sentimental; debido al escándalo, agentes de la Policía Judicial intentaron detenerlo, pero se resistió al arresto e intentó darse a la fuga arroyando a dos policías.