Prohíben en Tamaulipas venta de imágenes de la Santa Muerte

jueves, 12 de febrero de 2009
NUEVO LAREDO, Tamps , 12 de febrero- El alcalde de esta ciudad, Ramón Garza Barrios, prohibió la venta de imágenes de la Santa Muerte en la vía pública y anunció que iniciará gestiones ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para que sean retirados los altares con esa figura que han sido colocados en las carreteras
Al respecto, la SCT aclaró que dichos altares sólo podrían ser retirados por elementos del Ejército mexicano, ya que una acción de ese tipo representaría un riesgo para el personal de la dependencia, en el entendido de que la Santa Muerte es considerada como una "protectora" por integrantes de bandas del crimen organizado que operan en esta frontera
De acuerdo con datos del periódico El Mañana, el número de altares de la Santa Muerte en las entradas de las carreteras de esta ciudad se ha duplicado en el último año y medio, pues de 15 que había en 2006, ahora suman 34
Esta semana, personal de la Dirección de Espacio Público del municipio visitó los negocios que venden imágenes de la Santa Muerte y ordenó a los propietarios no colocar más las figuras en las banquetas, sino comercializarlas en el interior de los establecimientos
El alcalde, quien aseguró que su gobierno es respetuoso de la libertad de culto y de creencias, afirmó que la decisión de restringir la exhibición de las imágenes se debió a las múltiples quejas y sugerencias de la ciudadanía, preocupada por mejorar la imagen de la ciudad
Así, ofreció a los ciudadanos de Nuevo Laredo que pediría a la SCT que retirara los altares que se encuentran en la entrada de la ciudad y otros más que hay en la vía pública municipal
Entrevistado en Ciudad Victoria, el vocero de la SCT, Alejandro Govea, recordó que la solicitud de retirar los altares ya la han realizado anteriores administraciones, pero mediante oficio se le ha informado al municipio que la dependencia sólo puede retirar este tipo de altares cuando obstruyen la visibilidad a los conductores y se le ha expuesto que la mayor objeción es por temor a represalias contra los trabajadores que realicen la acción
Puntualizó:
"La SCT podría remover esos altares, aunque realmente no obstruyen la visibilidad, sin embargo, prevemos que podría haber algunas repercusiones negativas para los trabajadores de la dependencia"
Lo que en este caso procede, dijo, es que el Ayuntamiento solicite al Ejército el retiro de las imágenes, "ya que ellos sí tienen la capacidad para una acción como ésta y la SCT no tendría ninguna objeción para que lo hicieran"

Comentarios