Narcomarchas, ahora en Guerrero

jueves, 19 de febrero de 2009
MÉXICO, D F, 19 de febrero (apro)- Las protestas de cientos de encapuchados en Monterrey, Nuevo León, tuvieron réplica en el estado de Guerrero, donde decenas de transportistas, campesinos y  comerciantes se manifestaron en la explanada situada frente al Congreso local de Chilpancingo, para mostrar su rechazo por la presencia del Ejército en las calles
Al tiempo que los manifestantes de ese municipio de Guerrero denunciaban los abusos presuntamente cometidos por militares, el presidente Felipe Calderón festejaba el Día del Ejército en Monterrey y acusaba al crimen organizado de financiar las protestas ciudadanas contra el ejército
En tanto, el dirigente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Pioquinto Damián, afirmó que las quejas contra los militares se han multiplicado no solamente en Chilpancingo, sino también en las comunidades de la Sierra donde han instalado retenes, cateado casas y detenido a personas sin orden de aprehensión
Con las declaraciones del empresario coincidieron los dirigentes del Consejo Supremo de los Pueblos del Filo Mayor, del Consejo Ciudadano para el Desarrollo Sustentable del Valle de la Sierra y el Ocotito, así como de la Asociación Ganadera del Municipio de Chilpancingo, quienes se unieron a las protestas
Luego de afirmar que ellos no están contra de las acciones del Ejército, sino de los abusos que éste comete, Pioquinto reveló que sus hijos han sido bajados de su vehículo en forma violenta por soldados
Abundó:
"Yo en tres ocasiones he sido bajado de mi camioneta e incluso en una ocasión me retuvieron durante hora y media porque les dije que lo que hacían era anticonstitucional"
Por su parte, trabajadores del volante, encabezados por el dirigente del Frente Común de Transportistas de Guerrero, Rogelio Hernández, exigieron el retiro de los retenes militares en las carreteras y el alto a los abusos que cometen los elementos de la Policía Investigadora Ministerial de la entidad
En ese momento, mientras se desarrollaba el mitin de los transportistas en la explanada del Congreso estatal, arribó un grupo de 50 jóvenes con mantas y pancartas que decían: "Militares encapuchados acrecentan el pánico" y "No revisiones violentas Militares golpeadores"
Y mientras, en Monterrey, en la explanada del XXII Batallón de Infantería, custodiado por helicópteros y francotiradores, Felipe Calderón pedía a los ciudadanos no confundir el bando en la lucha contra el narcotráfico
"Fieles a su condición de cobardes, han utilizado incluso a mujeres y niños para sus mezquinos propósitos; actúan a traición", dijo
Y agregó:
"Quienes ven con preocupación la merma operacional, logística y financiera de su estructura criminal han pretendido provocar el repliegue del Ejército mexicano y del gobierno"

Comentarios