Tras 13 años desaparecido, regresa Boggie el aceitoso

lunes, 23 de febrero de 2009 · 01:00
MÉXICO, DF, 23 de febrero (apro) - El director de Proceso, Rafael Rodríguez Castañeda, recordó la noche del domingo anterior al carismático asesino a sueldo, Boggie el aceitoso, que en los setenta cobrara fama en nuestro país con base en la ironía y el humor negro
         "Nuestros viejos lectores, los que no han muerto, claro, lo extrañan, y aún preguntan por él, por ejemplo, en nuestras presentaciones públicas, y los jóvenes lectores no lo llegaron a conocer porque su autor, el historietista  Fontanarrosa, simplemente decidió abandonar el personaje porque ya no tenía tiempo para él", apuntó Rodríguez Castañeda durante la proyección de un avance del filme que se verá en la pantalla grande a partir del 30 de octubre próximo
         El cómic se presentará en cine bajo la dirección del bonaerense Gustavo Cova, con guión de Marcelo Paez-Cubells, e Illusionstudios y Proceso como sus productores
         Este domingo 22 se mostraron por primera vez escenas de la película en la 30 edición de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería
Ahí, en entrevista, Sandro Italphen, de Z David Distribuciones, mencionó que el estreno de Boogie El Aceitoso será algo "bastante grande"
         Abundó:
"Se distribuirá al mismo tiempo en el Distrito Federal, Monterrey, Guadalajara, Puebla, Morelia y, dependiendo de dos cosas, ver el producto terminado y la clasificación, se decidirá si se abren otras plazas en el  mismo momento"
         Durante la proyección de un avance del filme, donde el actor Pablo Echarri da voz a Boogie, el director de Proceso, Rafael Rodríguez Castañeda, recordó que este matón animado forma parte de la historia del semanario desde su número 33
         Puntualizó:
"Nuestra revista tenía unos cuantos meses de nacida, como también tenía unos cuantos meses el gobierno de José López Portillo, aquel del que fue la frase, 'tenemos que aprender a administrar la abundancia', como lo fue también aquella con la que tristemente terminó su sexenio, 'voy a defender al peso como un perro'
"Proceso tenía un  costo  por ejemplar de 15 pesos y en su portada abordaba un tema que algo tiene que ver con cosas que escandalizan en estos días, para mal o para bien, según se vea No había celulares, pero aparecía en la portada de la revista un aparato telefónico, que por estas fechas debe formar parte del acervo del museo de la tecnología, y la cabeza decía: 'Teléfonos intervenidos, espionaje político', más o menos lo mismo de hoy"
         Resaltó que desde esa edición, Boggie el aceitoso se apoderó de la última página y no la abandonó hasta el número 1040, del 6 de octubre de 1996
"El personaje no murió, su autor simplemente dejó de hacer la historia; por supuesto, Boggie al aceitoso ya era conocido en México, había sido difundido en Revista de Revistas, bajo la dirección de Vicente Leñero, y esporádicamente en algún otro medio, pero fue a través de Proceso que Boogie se hizo no sólo popular, sino imprescindible, como la lectura misma del semanario
"Por desgracia, para la mayoría de los periodistas que participábamos en la revista fundada por Julio Scherer García, con frecuencia ésta era leída de atrás para adelante Por razones de orden visual los lectores veían primero la portada, pero enseguida volteaban la revista y leían a Boggie, y sólo entonces, quizás, tal vez, a veces sí y a veces no, proseguían a leer el contenido", señaló el director de Proceso
Añadió:
"En Sanborn's ?perdón por el comercial gratuito? ni siquiera tenían que comprarlo, se echaban al Boogie ahí, recargados en la mesa de revistas, junto a la caja, y luego a leer TV Notas"
         Aseguró que "nuestros viejos lectores, los que no han muerto, claro, lo extrañan, y aún preguntan por él, por ejemplo, en nuestras presentaciones públicas, y los jóvenes lectores no lo llegaron a conocer porque su autor, el historietista  Fontanarrosa, simplemente decidió abandonar el personaje porque ya no tenía tiempo para él"
Y citó al cartonista:
"Podría haber eliminado otro personaje, pero la verdad es que no tengo ganas de seguir con él, y en este oficio, si no tenías ganas de hacerlo, se nota En realidad durante mucho tiempo seguía haciendo Boggie, pero nada más para la revista Proceso; yo lo mandaba a México y no sabía si aparecía o no, si era popular o no"
Hasta 1996, cuando visitó la República Mexicana para participar en un encuentro de historietistas, Fontanarrosa se dio cuenta que su personaje era bastante conocido, y varias veces se planteó la posibilidad de seguir haciéndolo, "pero no, no tengo tiempo, y no tengo ganas", dijo entonces
Rodríguez Castañeda aclaró que, "efectivamente, la historieta de Boogie el aceitoso no reapareció, y no lo hará nunca porque su autor murió a los 63 años, en Rosario, donde nació" 
         Luego recordó cómo Fontanarrosa definía a Boogie:
         "Es un mercenario sin ideas políticas, un violento, un matón, un defensor del sistema de vida norteamericano, racista, mujeriego y machista, anti-héroe, anticomunista Es un profesional eficiente, ese es su valor moral, se mueve de acuerdo con el dinero"
Durante la proyección de una parte de Boogie, María Scherer Ibarra, subdirectora de Comercialización de Proceso, narró cómo la revista decidió participar en el filme
"Tuvo mucho que ver la buena fortuna, porque a finales de diciembre de 2007 encontramos una nota que informaba que la productora argentina Illusionstudios, en asociación con una productora de Jalisco, harían tres producciones de largometraje animado, una de las cuales era Boogie Entonces le platiqué al director Rodríguez Castañeda, y dijo: 'De alguna manera, no sé cómo, pero tenemos que estar allí, porque Boogie es nuestro' Nos pareció una fantástica manera de traerlo nuevamente para  ustedes"
 Hasta ahora, informó María Scherer, la película lleva 15 o 16 mil horas de trabajo de animación
         Y recordó que Boggie el aceitoso es el segundo proyecto de cine de Proceso (el primero fue El violín, de Francisco Vargas) y el más grande e importante, porque en esta ocasión el semanario es el productor
En tanto, Italphen manifestó su agradecimiento a la revista "porque nos dio la oportunidad de que esta pequeña casa distribuidora mexicana lleve a las pantallas a Boogie"
Resaltó:
"Sin duda es un producto muy ambicioso, el cual hubiera podido encontrar casa con una distribuidora mucho más grande o extranjera, pero creo que a Fontanarrosa no le hubiera gustado que fuera la 20th Century Fox, Universal Pictures o Warner Bros, aunque bien hubiera podido ser así"

Comentarios