Pascua

lunes, 2 de marzo de 2009 · 01:00
MÉXICO, D F, 25 de febrero (apro)- Muy significativo ha sido el reciente estreno de Pascua, del dramaturgo sueco August Strindberg (1849-1912), entre otras cosas porque se trata de la primera ocasión en que esta obra se presenta en México con un montaje profesional, en la versión de uno de nuestros más importantes directores: Héctor Mendoza
Además, con esta puesta en escena, la Compañía Nacional de Teatro (CNT), bajo la dirección artística de Luis de Tavira, inicia una nueva etapa con un elenco estable, la creación de un repertorio y la inauguración de su casa sede en Coyoacán
Pascua es una obra en tres actos que habla del sufrimiento de una familia sueca de finales del siglo XIX, a causa del encarcelamiento del padre acusado de fraude
Estructuralmente es una comedia llena de ironía que critica los usos y costumbres familiares en la época de Strindberg, fundamentalmente la hipocresía social, moral y religiosa, en un ambiente donde las apariencias lo son todo
No obstante, en la versión muy personal del maestro Mendoza, los elementos cómicos prácticamente desaparecen para dar paso a un fino manejo de la ironía, casi imperceptible Este es el tono que el director le imprime a una puesta que él mismo define como realista-naturalista
Como en prácticamente todas sus obras, el énfasis está puesto en el trabajo del actor y por momentos el texto parece pasar a un segundo plano, es decir, lo importante no es lo que se dice, sino cómo se dice
Incluso da la sensación de una puesta arqueológica, carente de momentos climáticos, en la que lo más importante es el lucimiento del actor
De esta forma, Héctor Mendoza lleva al extremo su experimentación tonal para ofrecernos su punto de vista respecto de esta obra que, por otra parte, resulta atípica dentro de la dramaturgia general de Strindberg, ya que se trata de un texto mucho más amable que dramas como La señorita Julia, La danza macabra o La sonata de los espectros
Héctor Mendoza suele trabajar en espacios prácticamente vacíos, pero en esta ocasión recurre a la colaboración escenográfica de Philippe Amand, en un encuentro afortunado que también se da por primera vez para estrenar el espacio de cámara de la Casa de la CNT
La obra tiene tres momentos fundamentales y, aunque se trata del mismo espacio físico --la sala de la casa de la familia en cuestión--, Amand propone  tres perspectivas diferentes, en momentos distintos, a través de un mecanismo giratorio que permite reubicar la escenografía
Así, Héctor Mendoza se convierte en el primero de los directores escénicos invitados por la CNT, en busca de conformar un repertorio que contemple obras del patrimonio universal, del teatro mexicano y  propuestas contemporáneas
Otro detalle peculiar de este montaje es que cuenta con un elenco doble que se irá intercalando en las funciones, lo que le permitirá a la Compañía que los actores puedan cumplir con otras puestas en escena que formarán parte del repertorio
A partir de 2008 la CNT cuenta con 43 actores convocados a través del Sistema Nacional de Creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, quienes obtuvieron una residencia artística con duración de dos años y la posibilidad de ser renovada, de manera que en dicho periodo de tiempo se pueda reconstituir el elenco, como mínimo en un 30%
Los dos elencos que participarán en Pascua están integrados por Luis Rábago, Laura Padilla, Juan Carlos Remolina, Georgina Rábago, Ana Ligia García, Francisco Cardozo, Óscar Narváez, Verónica Langer, Octavio Michel, Rocío Leal, Karina Díaz y Luis Lesher La sede de la CNT está ubicada en Francisco Sosa 159, en Coyoacán

Comentarios