"José Vasconcelos, caudillo cultural", de Joaquín Cárdenas Noriega

lunes, 23 de marzo de 2009 · 01:00
MÉXICO D F, 17 de marzo (apro)- El 30 de junio se cumplen 50 años de la muerte de José Vasconcelos, y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes acaba de publicar el libro José Vasconcelos Caudillo cultural, del historiador y escritor Joaquín Cárdenas Noriega (México, 1906)
Los editores comentan en la contraportada que el autor da cuenta en este volumen de 398 páginas "de facetas desconocidas de la vida y obra de José Vasconcelos, el mayor prócer de la revolución educativa y cultural en nuestro país"
El lector ?añaden--, "gracias al testimonio de un vasconcelista, descubrirá hechos que van de lo íntimo a lo público y de lo espiritual a lo político Este libro devela una faceta, hasta ahora oculta, de un caudillo mexicano de la primera mitad del siglo XX"
Cárdenas Noriega formó parte del grupo intelectual "Amigos del retorno" que encabezó Vasconcelos y fue su amigo Ha escritos otras obras relativas al tema, como Vasconcelos visto por la Casa Blanca (1980) y José Vasconcelos 1882-1982: político, educador y profeta (1982)
El siguiente texto es la presentación del libro (que contiene una cronología del pensador oaxaqueño nacido en 1882, una bibliografía, un resumen hemerográfico y una Memoria de El Colegio Nacional), por el autor:
"Aunque fui de los jóvenes que participaron activamente en la campaña presidencial de 1929, y sentí en carne propia el ultraje, el fraude, fue hasta los diez años después cuando conocí de manera personal a José Vasconcelos
"Acababa de regresar al país y lo visitamos en Hermosillo algunos vasconcelistas Tuvimos varias pláticas agradables Meses después, al fracasar el proyecto para que fungiera como rector de la Universidad del Noroeste, se traslada a la ciudad de México A su arribo le dimos cordial bienvenida y en forma espontánea, natural, se estableció la costumbre de efectuar comidas semanarias con nuestro grupo
"Estas comidas se realizaron durante cerca de veinte años, prácticamente hasta pocas semanas antes de su muerte Por lo general se hacían en restaurantes que el maestro elegía de acuerdo con las sugerencias del grupo reunido, y se alargaban incansablemente como resultado de su plática amena, cordial, interesante
"Era imprescindible asistir, oír a Vasconcelos en sus  periódicas conferencias en El Colegio Nacional en las que, según frase de Carlos Chávez, 'era casi un personaje mitológico' Con frecuencia, después de esas conferencias, camino a su casa, nos deteníamos a tomar un tarro de cerveza, charlar No era raro que con su sencillez, su espontaneidad acostumbrada comentara: 'Qué les pareció tal pasaje (?)?, ¿estuvo claro?', siempre natural, fraterno, sin ningún asomo de superioridad
"Hombre humano, sencillo, sin poses ni simulaciones, más bien bajo de estatura, de anchas espaldas y andar pausado, su palabra se deslizaba, fluía, reflejando su natural  talento y relevante personalidad que dejaba firme y perdurable huella
"El recuerdo imperecedero de su grandeza, del goce de su trato y amistad durante los últimos veinte años de sus vida, es el mejor estímulo, la compensación mayor para presentar a las nuevas generaciones la vida de este único, gran mexicano"

Comentarios