El avionazo de Luis Téllez

martes, 3 de marzo de 2009
MÉXICO, D F, 3 de marzo (apro)- Desde diciembre de 2008, las grabaciones comprometedoras del ahora exsecretario de Comunicaciones y Transportes se conocían en el Comité Ejecutivo Nacional del PAN "Es cuestión de tiempo", dijeron algunos de quienes escucharon, entre otras cosas, aquella famosa frase de Téllez: "Me cae que extraño al PRI"
El derrumbe de Luis Téllez al frente de la SCT se produjo tres meses después y vino acompañado del primer reacomodo importante en el gabinete de Calderón Su sustitución por Juan Molinar Horcasitas, amigo del primer mandatario y sin ninguna experiencia probada en el sector de las telecomunicaciones o de puertos y carreteras, nos habla de la profunda guerra interna que se libra en el seno del calderonismo por eliminar a una figura que ya era incómoda, no sólo por su pasado priista-salinista-zedillista, sino por los numerosos errores cometidos en un sector atenazado por la guerra entre Televisa y Telmex
Téllez ganó tiempo con el fatídico avionazo en el que falleció Juan Camilo Mouriño Especialista en operaciones políticas que implican un alto nivel de riesgo, Téllez se "ofreció" para salir a explicar desde el 4 de noviembre de 2008 que al exsecretario de Gobernación lo mató una turbulencia y la impericia de los pilotos y no un posible atentado Se jugó el prestigio y el puesto con sus famosas conferencias de prensa, pero se ganó el afecto de Calderón
Esto lo hizo sentirse seguro para emprender la batalla final que necesitaba en su sector: eliminar a piezas que no eran parte de su equipo, como la subsecretaria Purificación Carpinteyro; ganar supremacía jurídica frente a la Cofetel y ante Héctor Osuna, viejo rival desde el inicio del sexenio; emprender los grandes negocios portuarios, como la ampliación de Manzanillo, para beneficiar a una empresa vinculada a él, como SSA, a pesar de la oposición de los habitantes y del gobernador colimenses; tener el control de las próximas licitaciones del espectro para rearticular su red de intereses y de beneficiarios, aun a costa de confrontarse con Televisa, su vieja aliada, y mantener un delicado litigio con Telcel por favorecer a Axtel, y con Telmex, para postergar su entrada al triple play
Téllez se peleó prácticamente con todo el espectro circundante? incluyendo el radioeléctrico Se sintió lo suficientemente respaldado por Calderón, a pesar de su enorme vulnerabilidad en el concierto de un gabinete y de un partido gobernante en el que no era bien visto
Las grabaciones se difundieron en el momento justo de su debilidad El desarreglo con Purificación Carpinteyro y el enfrentamiento jurídico con el Congreso por sus nuevas atribuciones como "supersecretario" fueron el marco ideal para que Téllez fuera exhibido como un funcionario poco cuidadoso ?por decirlo elegantemente-- a la hora de insultar a otros políticos y exjefes vía telefónica
Téllez pudo haber enfrentado los audioescándalos de una forma distinta Sin embargo, optó por hundirse más Como al avión de Mouriño, a Téllez lo tumbó la turbulencia de sus propias palabras De manera increíble, se dijo víctima de un chantaje y una extorsión, sin especificar de dónde provenían y cuáles eran las razones, a pesar de que reconoció abiertamente que todas las grabaciones eran genuinas Evadió discutir el fondo de las ocho grabaciones que Procesoreseñó: la violación al amparo de Telcel para favorecer a Axtel En el colmo, pidió disculpas anticipadas por las próximas grabaciones que pudieran conocerse
Las turbulencias de Téllez lo llevaron a donde se encuentra ahora Calderón intenta "salvarlo" al designarlo como asesor de la Presidencia de la República ¿Por qué lo hace? ¿Sabe algo Téllez en relación con el avionazo del 4 de noviembre que obliga a Calderón a mantener un pacto con él? ¿Existe alguna grabación al respecto?

Email: jenarovi@yahoocommx

Comentarios