Interrogan a alcalde de Cancún por asesinato de militar

jueves, 5 de marzo de 2009
MÉXICO, D F, 5 de marzo (apro)- El alcalde de Cancún, Quintana Roo, el perredista  Gregorio Sánchez Martínez, rindió su declaración ministerial sobre el caso de la muerte del general de Brigada en retiro, Mauro Enrique Tello Quiñónez, ocurrido el pasado 2 de febrero en aquella entidad
Durante casi tres horas, el funcionario municipal fue interrogado por agentes del Ministerio Público de la de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), quienes estuvieron acompañados durante toda la diligencia por militares
"Ya la PGR está cerrando el círculo de las investigaciones y entonces hacía falta mi declaración oficial; acordamos, respetando la investidura del presidente municipal, que no me citarían a la delegación de la PGR, sino que acordamos, de acuerdo con mi agenda, que el Ministerio Publico de la Federación viniera a tomarme la declaración", expresó el edil, luego del encuentro en sus oficinas
El pasado 2 de febrero, Tello Quiñones, quien fungía como asesor de la presidencia municipal en materia de seguridad pública, fue levantado, por un grupo armado, junto con su asistente, un teniente de Infantería y un civil Al día siguiente, los cuerpos de los tres fueron encontrados cerca de un poblado ubicado en la carretera federal que conduce a Mérida, Yucatán
De acuerdo con el edil de Cancún, durante el interrogatorio también le preguntaron sobre el exsecretario de Seguridad Pública y Tránsito, Francisco Velasco Delgado, El Vikingo, y el exdirector de la cárcel de Cancún, Marco Antonio Mejía, ambos arraigados por la SIEDO, debido a su presunta vinculación con la protección a mafias del crimen organizado que ejecutaron el homicidio de los dos militares y el civil
Puntualizó:
"Me preguntaron de todo el tema, desde cómo conocí a Marco Antonio, El Vikingo; de cómo llegó el general, cómo lo conocí, hasta cómo me enteré de su muerte" 

         De acuerdo con información publicada por el diario El Economista, la SIEDO incautó ayer documentos y "redes" de conexión que constatan los vínculos de Marco Antonio Mejía López y Francisco Velasco Delgado con desertores del Ejército e integrantes de Los Zetas, que secuestraron, torturaron y asesinaron al general Mauro Enrique Tello Quiñones, su escolta y un civil
Según el diario, las fuentes consultadas, de la Procuraduría General de la República, señalaron que las evidencias se hallaron en lo que fueron las oficinas de Mejía López Además, se encontraron unos "kardex" en los que se detallan las actividades que iba a realizar el general de brigada, su escolta, el teniente de infantería Getulio César Román Zúñiga, y Juan Ramírez Sánchez, sobrino del edil de Benito Juárez
Los informes exponen que la agenda del malogrado general era de carácter privado y sólo "cuatro personas" conocían por dónde transitaría y a qué sitios iría el 1 y 2 de febrero
Los datos fueron proporcionados al grupo de sicarios que encabeza Octavio Almanza Morales, El Gori 4, que levantaron al general, su escolta y chofer, para después someterlos a una cruenta tortura y por último privarlos de la vida, menciona el diario de circulación nacional
 

Comentarios