Recuerdos por Marcial Alejandro (1955-2009)

lunes, 6 de abril de 2009
 MÉXICO, D F, 1 de abril (apro)-Nuevamente, la música popular mexicana se ha teñido de luto
 
El pasado domingo 22 de marzo, al caer la tarde, nos enteramos del deceso por problemas renales del trovero Marcial Alejandro, admirable cantautor nacido hace 54 años en la Ciudad de México y cuya obra artística trascendió fronteras desde 1985 con El fandango aquí en el Festival OTI España, así como ejemplares fueron sus tres décadas defendiendo el perfil cultural de la emisora Radio Educación
Segundo duelo pues apenas un mes atrás había fallecido el joven michoacano Jorge Reyes, máximo representante del etno-rock en México y contemporáneo de Marcial Alejandro además de que, por cierto, también produjo programas de éxito internacional para Radio Educación
Cada uno dueño de una lucha sonora propia, diversa por el carácter mismo de los géneros musicales que desarrollaron, ambos hicieron de la libertad creativa un compromiso de vida en busca de identidad y transformación profundas Alejados de la trivialidad comercial, el afán de enajenar al público o explotar gustos ñoños, los dos ejemplifican nuevos caminos del arte mexicano y universal a la vez
En el caso de Reyes, fusionó instrumentos prehispánicos con otros de alta tecnología, grabando más de 20 discos y se presentó por el mundo acompañado de experimentadores vanguardistas que provenían de varios países Vocero y guardián del patrimonio opuesto a que el INAH permitiera conciertos en las zonas arqueológicas con artistas de empresas como Televisa
Marcial Alejandro sólo editó 5 discos en plan solista, pese a componer prolíficamente canciones que le grabaron multitud de intérpretes como Eugenia León, Tania Libertad o Armando Manzanero El silencio de las más importantes autoridades culturales de México ante su muerte, como ocurrió con la de Jorge Reyes, contrasta con la enorme cantidad de reconocidas personalidades, intelectuales de peso y amigos quienes lamentamos su partida
Hiedra y fandango
Mis primeros recuerdos de Marcial Alejandro se remontan al otoño de 1972 en el cafetín La Hiedra de Coyoacán, ubicado en la esquina de Avenida Xicoténcatl y Corina, donde algunos estudiantes de la Preparatoria 6 "José Vasconcelos" nos reuníamos para trovar y ligar, a partir del mediodía
Lo llamaban "Alejandro Romo", o simplemente "Alejandro"  
Inmediatamente su fuerte complexión capturaba las miradas en La Hiedra Solía sentarse en mesa aparte con antiguos compañeros suyos de 5º en la prepa: la hoy célebre dramaturga Leonor Azcárate, la flautista Sara Simancas (su mejor amiga) y Rafael González (novio de Sara), apodado Kazt (con él, Clara Turner y Nina Galindo acabábamos de formar la banda de rock Mezclilla) Llegó a nuestra mesa cargando enorme contrabajo oculto por un estuche oscuro, ya que ese año se había inscrito en la Escuela Nacional de Música de la UNAM, en Mascarones
Kazt me lo presentó como un "excelente poeta y compositor, el mejor de México, Marcial Alejandro Romo López"  
Yo que pasé buena parte de mis tardes entre semana en La Hiedra hasta 1976 cuando terminé la prepa, noté que jamás aceptaba tomar una guitarra en ronda para deleitarnos con su canto, gesto que para muchos parecía una verdadera sangronada y un desprecio a los chamacos diletantes que disfrutábamos dichas tertulias Afortunadamente aquel día cuando nos conocimos se dignó a interpretar una canción, era casi de noche y el ambiente de La Hiedra se relajaba, dando paso a clientes que organizaban calladas partidas de ajedrez y luego de millones de ruegos, cantó:
Quizá porque mi niñez sigue brotando en tu playa
Y escondido tras la hiedra duerme mi primer amor,
Llevo tu luz y tu olor por donde quiera que vaya?
Me dejó impactado Era Mediterráneo, la difícil pieza tema del nuevo disco de Joan Manuel Serrat Se despidió, tenía clase de solfeo en la Nacional de Música Como perrito faldero, me fui con él caminando hasta División del Norte y si bien habló a lo largo de Xicoténcatl sin parar no se dirigía a mí, era un monólogo casi algebraico:
"Si Mediterráneo va en tiempo de 5/4, agregas un vals en 3 /4 y un rock de 4/4 que dan 12/4, ¿qué pasa si sumas un tercio o metes una marcha al quebrado? No tiene sentido, no checa?"
Marcial Alejandro fundó su grupo La Nopalera con su compañera Maru Enríquez (juntos vivían en Coyoacán), Arturo Cipriano y su hermano Izquierdo, grabaron varios discos, y además de entrevistarlo me volví su fan Recuerdo que varias veces asistí a fiestas en su casa, como la vez que vino a México por primera ocasión Noel Nicola Nos veíamos seguido Para 1984 nuestra amistad creció gracias a las tocadas que organizamos Rockdrigo González y otros fundadores del movimiento de rock rupestre aquel año en el Museo Universitario del Chopo, Marcial Alejandro no faltaba en la cartelera de nuestros conciertos, y algo curioso: inspirado por el poeta Tejada Gómez componía décimas burlonas que grafiteaba en los baños del Chopo El 1 de octubre de 1984 lanzó su disco solista de Larga Duración Marcial Alejandro (Roquefon), con la décima:
Estoy lejos del inicio,
pero parece que empiezo
El momento en que atravieso
con un renovado juicio
como que parece vicio
Comeré del mismo plato
que los músicos que trato
y soltando el golpe justo
entre la risa y el susto,
seguimos desde hace rato     
Aquella presentación en el Teatro Reforma fue caótica Cayó una lluvia torrencial, los músicos no llegaban, el público brillaba por su ausencia, se fue la luz y Marcial Alejandro debió anunciar que el concierto empezaría media hora más tarde El pianista Gerardo Bátiz se hallaba al límite de estallar, pero Marcial Alejandro pudo calmarlo con el refrán:
--Al mal tiempo, buena cara?
Para el mes de agosto de 1985, la prensa calificó de insólito que su canción El fandango aquí triunfara en interpretación de Eugenia León (ambos calificados por Proceso como "desconocidos cuya trayectoria artística nada tiene que ver con los centros de capacitación del consorcio Televisa") obteniendo la calificación más alta del Festival OTI, celebrado en el Auditorio Nacional Marcial y Eugenia viajaron a España El fandango aquí había pasado a la final, cuando ocurrieron los sismos de septiembre de 1985 en la Ciudad de México donde murió Rockdrigo González Y la final del OTI en Sevilla fue para el fandango de México Le solicité una entrevista para Proceso a Eugenia León Jamás dio la cara A regañadientes, Marcial Alejandro aceptó hablar sobre el tema de por qué había optado por entrar al OTI que organizaba Televisa Fue una entrevista que aun si no me lo dijo personalmente en vivo y en directo, en el fondo dio como resultado que mis bonos de amistad fueran a la baja
Desencuentro                   
"La verdad no decidí entrar a Televisa Acepté la invitación que me hicieron Invitaron a Eugenia León y quiso participar con una canción mía, yo hago las canciones para que me escuchen", se defendió Marcial
"Imevisión ofrece cosas muy limitadas, he trabajado en Imevisión porque tengo muchos amigos allí Imevisión te llama para grabar, te graba, te paga muy poco para que ese programa salga diez veces al año y así no es justo pasar por encima del trabajo de los artistas A diferencia de Imevisión, Televisa tiene más posibilidades técnicas, es más completo trabajar con ellos, no se pueden comparar por ningún lado Si me invitan a tocar sin poner condiciones, ¿por qué no he de ir?
"Quizá haya que cambiar la pregunta a ¿por qué no Imevisión y sí Televisa? No También Televisa Es como si nos ponemos a comparar la XEW con Radio Educación No hay que comparar"
--Por tu trayectoria y tus canciones, nunca se supondría actuarías en la OTI ni para Televisa?
--No La Nopalera sí iba a entrar al OTI en 1976, creo que 1975? Lo que pasa es que a final de cuentas no se pudo montar la canción de Mario Patrón y Arturo Ramos, nunca estuvimos peleados con nada   
"El OTI es un festival a nivel industrial No vas a llevar unos jarochos, o a trovadores de Yucatán, ni a una banda sinaloense El OTI es representativo de la industria del disco y de la radio, como dicen sus siglas Está hecho por la televisión comercial y la radio? Yo no he ganado más que el dinero del premio? Todo ha sido muy limpio, tanto por parte de los organizadores, como del lado nuestro"
--¿No es una contradicción lo que hizo ayer Alejandro Romo y lo que ahora hace Marcial Alejandro?
--No creo, nunca he sentido una contradicción en mi trabajo
"No tengo miedo a las críticas Es cosa que pase el tiempo, a ver qué sucede Trabajar es lo importante"
Nuestra última charla periodística se publicó el 30 de octubre de 2005 en Proceso, con motivo del disco que dio pie a la actuación de Marcial Alejandro con David Haro y Rafael Mendoza en el Teatro Metropolitan:
"Seguimos como tema el corazón La canción en un arte en sí mismo"
El 30 de mayo del 2006, apareció en internet (http://wwweltinteroorg/Entre-todas-las-voces-la-dehtml) una entrevista de Enrique Saavadra con Marcial Alejandro con motivo de la composición  Todas las voces, que dedicó "específicamente para protestar o abanderar el desacuerdo con la Ley de Radio y Televisión", es decir: la llamada "Ley Televisa" (Luis Hernández Navarro, La Jornada)
Todas las voces cantan
Todas las voces cuentan
Todas nuestras palabras
pueden tirar las puertas              
El año pasado, Marcial Alejandro abrió su sitio en la red de MySpacecom, donde incluyó el video de Todas las voces En su biografía, leemos:
Ha compuesto música tanto para programas de radio y televisión, como para algunas películas, entre las cuales destaca Morir en el Golfo, la cual fue nominada al premio Ariel por mejor música original En 1993 sale su segundo disco Aquí estoy, editado por Ediciones Pentagrama En 1994 realiza una gira por Argentina, en el Teatro Coliseo de Buenos Aires, como invitado del compositor cubano Silvio Rodríguez Se presenta en las ciudades de Rosario Neuquen y Santa Rosa (La Pampa), además de actuar en Colonia, Uruguay, y Santiago de Chile En el abril de 2004 acaba de lanzar su tercer album Sin Cruz, editado por Discos Espiral y fue llamado por Alfonso Arau para en su película Zapata actuar del papel de trovador? Sus canciones han sido grabadas por Margie Bermejo, Eugenla León, Maru Enríquez, Tania Libertad, Betsy Pecanins, Amparo Ochoa, Dos Mujeres, así como por la interprete japonesa Nobuyo Yagi cantando en español, los argentinos Litto Nebbia y Litto Vitale, y la dominicana Sonia Silvestre, entre otros
En total, al sitio se habían suscrito medio centenar de amigos Cuatro de ellos habían firmado un mensaje en lamento por su deceso Entre ellos, el café cantante independiente El breve espacio

Comentarios