Por error, sicarios intentan catear al arzobispo de Durango

lunes, 11 de mayo de 2009
SAN BERNARDO, Dgo , 11 de mayo (apro)- Un presunto grupo de narcotraficantes retuvo por varios minutos al arzobispo de Durango, Héctor González Martínez, en un retén instalado en un crucero de acceso al municipio de San Bernardo
         Se trata del mismo prelado que el pasado mes de abril provocó revuelo al denunciar que el narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, vive en el municipio de Guanaceví, Durango "Todo el mundo lo sabe, menos las autoridades", afirmó entonces
         En su colaboración semanal para los medios de comunicación locales titulada Episcopeo (sic), el jerarca católico relató que su encuentro con los presuntos narcotraficantes ocurrió el miércoles 6 de mayo:
"La tarde del miércoles, fuimos a la comunidad 5 de Julio, rezamos el santo rosario, prediqué y bendije la remodelación de la capilla; terminamos con una merienda Regresando, ya de noche, el comando armado (sic) montó un retén en un entronque para revisar a los transeúntes; pasamos nosotros, nos pararon, nos gritaron que nos bajáramos, nos apuntaban con sus armas largas; cuando respondimos que era el párroco y el señor arzobispo, se calmaron, se disculparon y nos dejaron seguir A las demás personas que pasaron por ahí también les sucedió lo mismo"
González Martínez, inicia su texto denominado "Visita a San Bernardo", con el señalamiento de que en este municipio "operan grupos armados de distinto bando en lucha por la supremacía del terreno"
El prelado, estuvo en esta zona del martes 5 al viernes 8 de mayo, realizando la visita pastoral a la parroquia de San Bernardo
En el órgano informativo regional, el prelado recuerda que el pasado 20 de febrero presuntos sicarios dispararon contra las instalaciones de la presidencia municipal y dos casas particulares

Comentarios