Ebrio asesina a 2 policías en Nuevo León; 3 decapitados en Michoacán

lunes, 18 de mayo de 2009 · 01:00
México, D F, 18 de mayo (apro)- Dos policías fueron asesinados en Nuevo León por un conductor ebrio y tres personas fueron decapitadas en Michoacán; en el resto del país, en las primeras horas de este lunes cuatro personas más fueron ultimadas a balazos al estilo del crimen organizado

En Michoacán, en la carretera siglo XXI, ubicada en la zona fronteriza entre la entidad y Guerrero, un testigo anónimo reportó a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) la presencia de un taxi modelo Dodge Atos con rastros de sangre en el kilómetro 281
Peritos de la dependencia asistieron al área del crimen y se percataron de tres dorsos baleados y abandonados con rastros de violencia
A cien metros del hallazgo, se encontraron las cabezas de las tres víctimas, cuyos nombres aún no son identificados
En el rancho las Yacatas, ubicado en el municipio de San Juan Nuevo, Michoacán, un hombre fue muerto a balazos y posteriormente calcinado
La víctima tenía aproximadamente 30 años de edad Presentaba al menos cuatro impactos de bala y golpes en el rostro
En otro caso, en el campo pesquero Los Algodones, en Navolato, Sinaloa, testigos encontraron un cadáver flotando, con señas de descomposición
La Policía Ministerial del estado reportó que el cuerpo fue encontrado cerca de las siete de la mañana El cadáver no pudo ser identificado debido al nivel de putrefacción
En Chihuahua, dos jóvenes con ropa holgada al estilo "cholo" fueron ejecutados en las cercanías de la avenida Dostoyevsky
Fueron asesinados a balazos con arma calibre 9 milímetros y abandonados en un automóvil modelo Mustang color negro de modelo reciente
En Cadereyta, Nuevo León, dos policías fueron ejecutados por un hombre que aparentemente estaba ebrio
Las víctimas son: Felipe Maldonado Torres, jefe de turno de 31 años de edad, y el oficial Francisco Arturo Chávez Sánchez, de 27
De acuerdo con la versión de la PGJ, los policías pidieron al conductor de una camioneta con vidrios polarizados detener su marcha, debido a que la obstrucción de la visibilidad de las ventanas es meritoria de sanción

En lugar de detener su paso, el conductor abrió fuego contra los gendarmes, a quienes perforó con balas 9 milímetros dirigidas al pecho

Comentarios