De la Madrid-Salinas: tapaderas mutuas

sábado, 30 de mayo de 2009
Bastaron sólo 11 días para que Miguel de la Madrid Hurtado recuperara la lucidez mental que había perdido por la vía epistolar, y detrás de la milagrosa rehabilitación está nuevamente la mano de Carlos Salinas de Gortari
La presencia del expresidente Salinas en la vida política del país ha sido permanente en las últimas fechas Siempre en medio del escándalo y casi siempre sin responder a sus detractores
En una grabación telefónica revelada el 12 de febrero pasado en Primera Emisión, el noticiero radiofónico de Carmen Aristegui, el entonces secretario de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez, dijo que Salinas se había quedado con la mitad de la partida secreta de la Presidencia de la República
Salinas guardó silencio, pero Téllez dio una conferencia de prensa en la que aceptó la veracidad de las grabaciones entregadas por Diana Pando ?presumiblemente su compañera sentimental?, aunque matizó: "Lo dije de manera indebida ya que carecía de sustento alguno Nunca tuve ni he tenido evidencia alguna sobre acciones ilícitas del expresidente Carlos Salinas de Gortari" Pese a la disculpa pública, Téllez tuvo que renunciar por este escándalo
Apenas se había apagado la batahola, el 7 de mayo apareció el libro de Carlos Ahumada Derecho de réplica, en el que señala a Salinas como el orquestador de la difusión de los videos de corrupción de los perredistas René Bejarano y Carlos Imaz, entre otros, por los que ofreció 400 millones de pesos, de los cuales al final sólo pagó 35 millones, según el empresario de origen argentino Pese a ser responsabilizado por el "complot" operado por panistas contra Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la alianza Por el Bien de Todos, Salinas de Gortari tampoco contestó a las acusaciones
Una semana después, el 13 de mayo, en el mismo noticiero de Aristegui, Salinas fue nuevamente objeto de escándalo a raíz de la entrevista que le dio Miguel de la Madrid a la periodista como parte del proyecto de un libro
Ahí el expresidente Miguel de la Madrid rompió la supuesta regla de oro de los expresidentes: no hablar de su sucesor en Los Pinos, y confirmó que Carlos Salinas se había quedado con parte de la partida secreta y reveló, además, los presuntos nexos de sus hermanos Raúl y Enrique con el narcotráfico
Salinas no aguantó más y reaccionó operando con sus seguidores para desmentir a De la Madrid y acusar a la periodista de abuso en una carta firmada por él mismo
De acuerdo con diversas versiones (entre ellas la de Porfirio Muñoz Ledo, en  Proceso 1698), ese mismo miércoles al mediodía, al difundirse la entrevista de Miguel de la Madrid en el noticiero de MVS Multivisión, el expresidente Salinas comenzó a maniobrar desde Inglaterra, donde vive desde hace años, para desacreditar las palabras de su antecesor
Este es un extracto del reportaje que publica la revista Proceso en su edición 1700 que empezó a circular este domingo 31 de mayo

Comentarios