Desarman a policías de Nuevo León

martes, 9 de junio de 2009

MONTERREY, N L 9 de junio- Luego de una semana de operativos militares realizados en corporaciones policiacas, el secretario de Seguridad Pública del estado, Aldo Fasci Zuazua, informó que, a partir de hoy, los cuerpos de policía municipal entregarán sus armas largas

         La medida, que entró en vigor a las 19 horas de hoy,  fue concertada con las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y Seguridad Pública federal

         Armas, municiones y cargadores empezaron a ser entregadas hoy, luego de que, en 2006, ante la serie de asesinatos de policías, se dotó de armamento a unos 5,800 policías municipales, de los que 2,700 portaban armas largas

         Fasci dijo que, luego de que policías de los municipios de San Nicolás de los Garza, Escobedo y Guadalupe, ubicados en la zona metropolitana de Monterrey, realizaron ayer bloqueos y confrontaron a agentes federales y éstos a estatales, el desarme se adelantó, ya que forma parte de un proceso que se estaba implementando

         En conferencia de prensa, Fasci Zuazua señaló que, en caso de una situación de emergencia, las policías federal y estatal y el Ejército serán los que le hagan frente

           La medida se tomó por medio del Decreto 279, que contempla que los policías municipales dedicados a la custodia de funcionarios del ayuntamiento, podrán conservar su armamento, mientras que el resto sólo podrá portar pistolas

           En medio de los operativos militares realizados en los edificios de seguridad pública municipal ?han sido arraigados más de 70 policías--, finalmente hubo una reacción, cuando policías municipales intentaron liberar a la agente Aída, brazo derecho de "El Comandante Coloso o Colosio" quien, según la Sedena, es jefe del grupo de Los Zetas en el municipio de San Nicolás de los Garza

         "Sabemos, por reportes de inteligencia, que es una persona muy apreciada en los grupos de delincuencia organizada" dijo Aldo Fasci, quien indicó que la mujer trabajaba para el cártel del Golfo

         La intención de los bloqueos realizados por policías de San Nicolás de los Garza, Guadalupe y Escobedo, era evitar que el convoy militar transitara hacia las instalaciones de la VII Zona Militar, facilitando un operativo criminal que lograra su liberación

         "El Comandante Coloso o Colosio" fue identificado por la Sedena como el principal operador del grupo de Los Zetas en Sn Nicolás, luego de que en mayo, patrulleros de ese municipio lo liberaran en medio de un tiroteo, en el que los policías dispararon a los soldados y trasladaron al capo a bordo de una patrulla, como se informa en la edición de Proceso que está en circulación

            --¿Esta policía (Aída) era brazo derecho de El Comandante Coloso? ?se le preguntó a Fasci

          --Si, sabemos que era colaboradora de esa persona y una mujer muy apreciada en los grupos de delincuencia organizada ?respondió Fasci, quien negó que la mujer sostuviera una relación sentimental con el capo, como manejaron medios de comunicación

 

Policías contra policías

 

Alrededor de las seis de la tarde de ayer, en el edificio de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, se realizaba una junta entre mandos castrenses, federales, estatales y alcaldes

         De repente, a las 6:30 horas, los teléfonos celulares y radios de los mandos empezaron a sonar con insistencia Se avisaba que policías municipales, principalmente de San Nicolás de los Garza, Escobedo y Guadalupe, realizaban tres bloqueos en avenidas, en protesta por la detención de la agente Aída

         Según Aldo Fasci, Los bloqueos tuvieron varias motivaciones: Una llamada al C-4, que alertó sobre un "levantón" de policías Además, vía Nextel, los narcos avisaron a los policías del "levantón" y, por si fuera poco, en la frecuencia de radio policial, se difundió que era necesario cerrar tres avenidas para ganarle el paso a un comando que había "levantado" policías

         Los alcaldes y el resto de los mandos trazaron ahí mismo la estrategia, y emitieron órdenes para disuadir a los contingentes Pocos atendieron el llamado

         Un grupo de agentes federales, que a esa hora estaba en las instalaciones de la VII Zona Militar, llegó minutos después al lugar donde se realizaban los bloqueos, en las avenidas Manuel L Barragán y Universidad y Morones Prieto y otro más en Díaz Ordaz y Nogalar

         Los mandos acordaron enviar un contingente de la policía estatal en apoyo a cada bloqueo pero, debido a la distancia, llegaron más tarde que los federales, quienes al verlos llegar les apuntaron con sus armas

         Fasci explicó: "La Policía Estatal llegó cuando los policías municipales y federales estaban apuntándose? Los federales estaban muy nerviosos y apuntaron a los estatales quienes también les apuntaron, hasta que terminaron en el zafarrancho"

         Según el funcionario, en los otros dos bloqueos la coordinación se dio sin contratiempos

         "Fue un espectáculo que no debió haberse dado", añadió

           El saldo fue de siete detenidos: dos capturados por la Procuraduría de Justicia del estado y tres civiles, que quedaron bajo investigación federal Otras dos personas fueron puestas en libertad, ya que eran agentes federales que trabajaban en tareas de inteligencia

Comentarios