Se niega Comisión de Mediación a reiniciar actividades

martes, 14 de julio de 2009
MÉXICO, D F, 14 de julio (apro)- El grupo de personas que integraban la Comisión de Mediación para el Diálogo entre el Ejército Popular Revolucionario (EPR) y el gobierno federal rechazaron de nueva cuenta la posibilidad de reiniciar sus trabajos, encaminados a exigir la aparición de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, desaparecidos en mayo de 2007 en Oaxaca
         Sin embargo, anunciaron que realizarán diversas acciones para denunciar, en foros internacionales como la ONU y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la desaparición forzada de personas en México
         En un comunicado, Miguel Ángel Granados Chapa, Carlos Montemayor, Samuel Ruiz, Gilberto López y Rivas, Rosario Ibarra, Juan de Dios Hernández y Enrique González destacaron la decisión del EPR de ampliar la tregua de sus acciones militares, en demanda de la presentación con vida de sus dos cuadros políticos
         Así mismo, informaron que, a través del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), solicitarán los expedientes en poder de la Secretaría de la Defensa Nacional, así como de la Procuraduría General de la República, sobre la desaparición de los dos miembros del EPR, ocurrida los días 24 y 25 de mayo de 2007 en la ciudad de Oaxaca
         Luego de manifestar que la información también será solicitada al Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), los exintegrantes de la Comisión de Mediación señalaron la gravedad de que el gobierno mexicano no reconozca su responsabilidad en delitos de lesa humanidad durante la llamada "guerra sucia" de los años 70
         El 21 de abril pasado, tras señalar que el gobierno federal "sólo ha tenido voluntad declarativa" para enfrentar la desaparición forzada de Reyes Amaya y Cruz Sánchez, los miembros de la comisión anunciaron la desintegración de la misma
A partir de entonces, los involucrados recibieron llamados del EPR para reiniciar sus actividades, pero se han negado a hacerlo por considerar que el gobierno de Felipe Calderón no ha dado indicios de querer investigar el destino de los dos eperristas, presuntamente desaparecidos por policías y soldados

Comentarios