Roof de Lourdes Luna

lunes, 20 de julio de 2009
MÉXICO, D F, 15 de julio (apro)- Lourdes Luna está de vuelta en la escena nacional Su regreso, no tan exitoso, era esperado desde hace tiempo, pero no sólo para apreciar sus nuevas propuestas coreográficas, sino para verla a ella
         De origen regiomontano, la creadora saltó a la escena al lado del bailarín Mizraim Araujo Dotados ambos de un enorme potencial interpretativo, fundaron la compañía Amento con la que marcaron un precedente fundamental para la cultura regia
         Al tiempo, Luna decidió probar suerte en otras latitudes y viajó por diferentes ciudades, fundó y trabajó con diferentes compañías hasta tomar la decisión definitiva de quedarse en Mérida, Yucatán, en donde realizó diversos proyectos dentro de las filas del gobierno de ese estado
         "Checando tarjeta" como directora de la principal compañía de danza contemporánea del estado, finalmente fue víctima de la feroz burocracia que, sin más, simplemente decidió que no necesitaba más a doble ganadora del Premio INBA-UAM de danza contemporánea, el más importante del país
         Por fortuna, para su desarrollo como coreógrafa, Luna tuvo que replantearse de principio a fin su carrera y optó por la independencia artística Después de una trayectoria de más de veinte años, creó la compañía Cressida Danza Contemporánea, probó a múltiples bailarines hasta quedarse con cinco muchachos de muy alto nivel técnico y se lanzó --una vez más-- al universo de los impredecibles vaivenes político-culturales
         Su nuevo brío fue recibido con entusiasmo, pero lamentablemente, decidió hacerse a un lado como bailarina para poder ver desde otra perspectiva su propia propuesta escénica
         "Roof", a decir de Luna, es una obra que trata de los deseos infantiles que no se realizan; de las fantasías no cumplidas, de los sueños truncados Ese enorme mundo transcurre en el techo de algún lugar, con árboles de donde cuelgan pelotas y seres que intentan reconstruir a uno de ellos, fracturado interiormente
         Invitada al encuentro de artes escénicas "Prisma", Lourdes hizo una espectacular entrada con sus bailarines sostenidos en el "paso de gato" del teatro Pero posteriormente los bailarines bajaron al foro y la pieza perdió fuerza En principio, el inicio de la obra debe transcurrir en el foso, pero como el "Salvador Novo" del Centro Nacional de las Artes no lo tiene, la coreógrafa los subió a lo alto de la sala
         Con un alto nivel técnico, los bailarines hicieron todo lo posible por dar lo mejor de ellos, pero la ausencia de Luna en el foro es un vacío difícil de llenar Y si bien Luna se encuentra en un momento de gran vitalidad artística, sus montajes siempre se han destacado por la fuerza de su presencia escénica como bailarina
         Al igual que le sucede a Miguel Mancillas y José Rivera, por mencionar dos ejemplos, la ausencia de Luna como bailarina dentro los montajes que hace es difícil de entenderse Sus obras generan mucha expectativa con el deseo de verla bailar, sus alumnos son buenos, pero no lo suficiente como para sustituirla

Comentarios