"Sólo quiero caminar": mujeres vengativas

lunes, 20 de julio de 2009 · 01:00
MÉXICO, D F,15 de julio (apro)- Mientras Agustín Díaz Yanes filmaba Alatriste, en su cabeza iba gestando un nuevo proyecto: una película de ladrones con cuatro mujeres
      "En realidad --precisa el director-- era una historia que tenía pensada desde hacía diez años, de las que dejas olvidadas y luego recuperas"
     Y completa:
     "Nunca sabes exactamente cómo te surgen las ideas Quería hacer una película de cuatro atracadoras --o de tres, o de cinco, ya no me acuerdo--, de mujeres que en vez de dedicarse a otra cosa se ganaban la vida de una forma especial, que es atracando bancos, pero unas atracadoras de medio pelo
     "Más que de gángsters, clásica, quería una película contemporánea sobre (y espero que no suene cursi) lo que ha cambiado la mujer en estos veinte o treinta años"
     Así pues, nada más terminar Alatriste, con Viggo Mortensen, Díaz Yanes se puso a escribír este proyecto, el cual salió bastante rápido Y luego, luego comenzaron el rodaje
     Y fue entonces que surgió Sólo quiero caminar, dirigida por el mismo Díaz Yanes y estelarizada por Diego Luna, Victoria Abril, Ariadna Gil, Pilar López De Ayala, Elena Anaya y José María Yazpik
     La historia trata precisamente sobre cuatro mujeres: Gloria (Abril), Aurora (Gil), Ana, su hermana (Anaya) y Paloma (De Ayala); cuatro ladronas se ven en un aprieto luego de fracasar en su intento de robo Resulta que Aurora es detenida y encerrada en prisión
     Por otro lado, un par de traficantes mexicanos han llegado a España ¿Cómo se unen las historias? Pues la cuestión es que Ana, que se gana la vida como prostituta, es contratada por el jefe de la banda, Félix (Yazpik), quien luego de ver las grandes habilidades de Ana, le ofrece casarse con él e irse a vivir a México Lo cual ocurre
     En nuestro país, conocemos a Gabriel (Luna), un hombre aparentemente frío que se encarga de los trabajos sucios de Félix, pero con la condición de no hacer daño nunca a ninguna mujer
     De vuelta en España, Gloria visita a Aurora en la cárcel para despedirse: no tiene otra salida que irse a México, donde Ana le ha conseguido trabajo en los negocios que maneja Félix
     Pero una vez que hubo llegado a su nuevo destino, Gloria se da cuenta de los golpes: Ana es golpeada por su marido Con todo y eso, Ana ha podido planear el robo con el cual podrá vengarse: tiene todo perfectamente ideado y controlado para que el golpe a Félix y su banda sea el definitivo y sus vidas cambien
     Con la ayuda de Paloma, Aurora sale por fin de la cárcel y se une a sus amigas en México para llevar a cabo este maquiavélico plan
México como escenario
En un principio, Díaz Yanes no sabía en dónde situaría su historia, pero estaba convencido de que hacerlo en el contexto de España iba a resultar poco creíble:
     "No es que no tengamos atracadoras o atracadores, que los tenemos, pero no tenemos este grado de violencia", asegura el director
     "La idea fue de José Manuel Lorenzo, el productor Yo pensaba en Latinoamérica, y Eduardo y José Manuel pensaron en México Eduardo me decía: hay dos ciudades donde se puede hacer, en México DF o en Moscú Y Moscú no encajaba en mi idea?
     "Estaba encantado Ya Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto la quise rodar en México y no pude por cuestiones presupuestarias y de sindicatos mexicanos, y la parte mexicana me la traje aquí Soy un fan total de México, pero del DF, además, por muchas cosas, por familia, por mi padre, por los toros? México le daba un giro a la película estupendo Además yo siempre he trabajado con actores mexicanos Menos en Alatriste que no pude, en todas las demás sí"
     Díaz Yanes comenta que primer escribió el guión en español de España, pero una vez en nuestro país estaba convencido que los diálogos se modificarían; cuál fue su sorpresa al encontrar que tanto Luna como Yazpik eran unos "guionistas fantásticos en su mente a la hora de mexicanizar las frases Tienen un genio especial para llevar los diálogos hacia lo mexicano, sin cambiarles el sentido, ya que tiene que responder a la acción que corresponde
     "Hasta les dije que si querían tener títulos de crédito en guión conmigo? Los mexicanos --por eso me gustan tantos los actores de este país y los he incluido en mis películas-- teniendo unos físicos impactantes y siendo gente que hace muy bien la acción y la violencia, después tienen un lenguaje súper educado, bonito y tierno Hablan suave, pero a la vez te están diciendo que te van a matar?"
Sobre las mujeres
 
Díaz Yanes no puede ocultar su admiración por el género femenino:
     "Siempre he trabajado con mujeres, exceptuando en Alatriste, donde había más hombres Tengo una razón egoísta, creo que, hoy por hoy, en España son más interesantes las mujeres cinematográficamente hablando
     "No como género, porque hay mujeres buenas y malas, sino porque son más interesantes Es más sorprendente ver entrenarse a las chicas con un shot gun Las mujeres tienen algo como más misterioso, más oculto, ya sé que es un tópico, pero es verdad Quizás porque estamos acostumbrados a ver en violencia a los hombres"
     Para reafirmar su fascinación, el director hace referencia de una cinta de John Cassavettes, Gloria:
     "Cuando la veías en aquella época era tan sorprendente Ahora menos, pero entonces salía con la pistola, asustaba No intento hacer una filosofía sobre las mujeres, no quiero tirarme el rollo Lo hago por razones de todo tipo y porque estas actrices me encantan Creo que ahora, en el 2008? bueno, pues también vamos a ver qué hacen las mujeres cuando las humillan, las golpean y las matan ¿qué hacen? ¿se vengan, se quedan en su casa, van a misa?? Por ahí va la historia"
Apología de la violencia
 
A Díaz Yanes no le gusta ver discursos morales en el cine, sin embargo tampoco pretende, obviamente, que la gente salga con pistola en  mano
     Y concluye con lo siguiente:
     "Esta es una película hecha con cuatro mujeres y dos hombres Ni creo que los hombres sean malos, ni que las mujeres sean buenas, ni al contrario Toda la polémica que se levantó con el tema de la violencia con Tarantino, me parece ridículo
     "Las películas no son tratados de sociología, son películas Son un producto por el que la gente paga seis o siete euros por verlo, y compra unas palomitas porque quiere pasar dos horas, a veces, con el corazón en un puño, otras riendo, o pasando miedo, pero son dos horas viendo una historia que les motive No se trata de hacer la revolución"

Comentarios