El artista portugués Pedro Cabrita Reis en el museo Tamayo Arte Contemporáneo

lunes, 27 de julio de 2009
MÉXICO, D F 22 de julio (apro)- La exposicióndel artista portugués, Pedro Cabrita Reis, es una oportunidad para que el público mexicano se acerque a la obra de un artista de calidad y de relevancia internacional, emergente desde la década de los 80
         La línea del volcán es el nombre de la exposición que actualmente se exhibe en el Museo Tamayo Arte Contemporáneo y la curaduría estuvo a cargo de Daniela Pérez
         Cabrita Reis se define como un pintor que utiliza los espacios tridimensionales para crear espacios habitables; además, asegura que se obra se orienta a un concepto de arte global La escultura y la instalación han ido conformando un lenguaje preciso y expresivo donde utiliza materiales de uso cotidiano como madera, plástico, papel, pintura focos etc    
         Nacido en Lisboa en 1956, el artista visitó México hace un año y a partir de esa experiencia realizó dos instalaciones que ahora se exhiben en las salas del museo bajo el título de La línea del volcán
Una de las constantes en el trabajo de Reis es su interés por la habilidad humana de construcción; la necesidad de los seres humanos por establecer lugares para habitar, sus observaciones son procesadas  de manera particular y abstracta para concretar sensaciones, luminosidad y estructuras que conforman espacios generosos de impacto sensorial y racional La posibilidad de habitar la obra que ahora realiza el artista en México es una experiencia que vale la pena experimentar
La exposición consta de dos instalaciones: la primera,  corresponde a la pieza que lleva el nombre de la muestra "La Línea del volcán", donde el artista ha pintado los muros de la sala de color verde
         Está pieza resume de manera asombrosa una visión abstracta y estética de la experiencia de una ciudad rodeada por los volcanes más altos de nuestro país, inmersos en una ciudad que se ha ido construyendo con los años y que transforma nuestro horizonte con edificios y construcciones modernas; estamos frente a una recreación poética, de fuerte carga sensorial, que permite que el visitante habite de manera abstracta su propia ciudad
         La invitación a la contemplación, se impone con está pieza que abraza al visitante y lo impulsa a experimentar sensaciones estéticas, en un espacio delimitado y unificado por el color y la composición de la obra, transitar  este espacio  de color y luminosidad  provoca al visitante a sentirse inmerso en  una naturaleza abstracta dentro de espacio escultórico temporal El referente de la naturaleza en la vida cotidiana a pesar de tenerlo tan cerca se ha ido perdiendo y está pieza lo cita de una manera sutil e interesante sin intentar establecer  un significado
         La segunda parte de la muestra consiste en la exposición de varias puertas encontradas en una construcción cercana al museo que fueron colocadas en diferentes posiciones, y encima de las cuales montaron sobrepusieron llantas de coche, de tal manera que  el espectador se encuentra frente a objetos que ofrecen un paisaje abstracto de gran fuerza poética
El artista portugués vive y trabaja en Lisboa, y ha montado varias exposiciones individuales en los principales museos de Europa, además, ha participado en Documenta IX en Kassel (1992) en la Bienal de Venecia 1997  y 2003 en la 24 Bienal de Sao Paulo
Vale la pena acercarse a está exposición que permanecerá abierta al público hasta  el 15 de noviembre  del 2009, el Museo se encuentra ubicado en Reforma y Gandhi, Col Chapultepec, Ciudad de México

Comentarios