"Negligencia criminal" del IMSS y gobiernos en el caso ABC, dictamina la CNDH

jueves, 30 de julio de 2009
MÉXICO, D F, 30 de julio (apro)- El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), José Luis Soberanes, consideró que el IMSS y los gobiernos estatal y municipal son los principales culpables de la tragedia en la guardería ABC, que al momento ha cobrado la muerte de 49 infantes
Todos ellos, añadió, cometieron "negligencia criminal" por no vigilar la estancia concesionada
         Al presentar en Hermosillo, Sonora, su primer informe sobre el caso, Soberanes mencionó que tanto el IMSS como el gobierno de Eduardo Bours son culpables de la tragedia, ya que este último alquilaba la bodega aledaña a la guardería donde se inició el fuego
Pero también el gobierno municipal también tuvo responsabilidad en el hecho, dijo, por no haber inspeccionado las condiciones de seguridad donde estaba instalado el centro infantil
No obstante, evitó cualquier señalamiento contra los dueños, porque aquellos, dijo, son sólo "individuos", no autoridades  
El ombudsman nacional manifestó que desde el punto de vista médico forense, la muerte de los niños se pudo haber evitado si las autoridades hubieran instalado detectores de monóxido de carbono, los cuales habrían lanzado la señal de alerta al personal de la guardería
         Además, agregó, el centro no contaba con el número de trabajadores y personal requerido de acuerdo con la normatividad vigente, pues para apoyar en el desalojo de los infantes al momento del incendio,  en el lugar tenían que haber estado presentes 30 asistentes educativos
Según la CNDH, la investigación sobre el caso señala que en la construcción de la guardería se utilizaron materiales inflamables que producían gases o humo tóxico en las paredes de la guardería, lo que contraviene la norma para prestación de servicio de asistencia social a menores y adultos mayores
         Así mismo, se advierte la ausencia de salidas de emergencia en el bodegón donde estaba la guardería ABC, por lo que fue evidente que los responsables de la estancia no atendieron los requerimientos que en esa materia les hizo la delegación del IMSS
         En cuanto al Instituto Mexicano del Seguro Social y los funcionarios responsables de la delegación estatal, así como de la jefatura de Servicios de Prestaciones Económicas y Sociales, la investigación resalta que  incurrieron en la inobservancia de las normas oficiales mexicanas NOM-167-SSA1-1997, para la prestación de servicios de asistencia social para menores y adultos mayores, y NOM-002-STPS-2000, sobre condiciones de seguridad, prevención, protección y combate de incendios en centros de trabajo
Y, por si fuera poco, tampoco se acataron  las normas  para la operación del servicio de guarderías, el reglamento de construcción del municipio de Hermosillo y las bases para la subrogación de centros infantiles del Sistema Vecinal Comunitario, así como la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes
De acuerdo con el informe, "el otorgamiento de la licencia de uso de suelo se encontraba condicionado a que se contara con un área de estacionamiento, lo que incumplió, y el inmueble ocupado por la guardería no contaba con puertas de salida de emergencia con la dimensión necesaria y dispositivos de fácil operación; también se omitió atender el oficio del jefe de Prestaciones Económicas y Sociales del IMSS en Hermosillo, que comunicó al representante legal de la guardería que era necesario instalar una puerta de dos metros de ancho, abatible, de doble hoja"
Según la CNDH, también se omitió considerar que en términos de lo dispuesto por la norma sobre las disposiciones para la operación del servicio de guarderías,  los infantes debían estar vigilados y atendidos por el personal todo el tiempo, sobre todo los menores de 12 meses
         En la revisión que se hizo del bodegón, la CNDH comprobó que la guardería no contaba con una dimensión suficiente y ventilada y que se incumplió con el reglamento de protección civil municipal
         E insistió que el IMSS no verificó que la construcción propuesta para operar como guardería, en inmueble ex profeso o adaptado, estuviera alejada de vías rápidas o carreteras, gasolineras o cualquier otro riesgo
Y destacó que a pesar de que los dueños de la guardería conocían sobre esas deficiencias, en ningún momento subsanaron las irregularidades, pero el IMSS tampoco exigió la licencia de construcción por la remodelación
Sobre las autoridades del ayuntamiento de Hermosillo, afirmó que no aplicaron el reglamento municipal y la Ley de Protección Civil, y las autoridades de la Secretaría de Hacienda del gobierno del estado violaron las normas sobre condiciones de seguridad, prevención, protección y combate de incendios en los centros de trabajo

Comentarios