"Superficial", el estudio canadiense sobre Brad Will: CNDH

jueves, 6 de agosto de 2009 · 01:00
MÉXICO, D F, 6 de agosto (apro)- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) rechazó de nueva cuenta la afirmación de la Procuraduría General de la República (PGR), que señala que el reportero norteamericano Bradley Roland Will fue asesinado a quemaropa por un simpatizante de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO)
En un comunicado, la CNDH expresa que son equivocadas las conclusiones del estudio encargado por la PGR a Phil Ziegler, sargento jubilado de la Real Policía Montada de Canadá y perito en armas de fuego y balística; Gary Buerk, sargento administrativo jubilado y excomandante del equipo de homicidios del mismo cuerpo policial, y James Stephen, patólogo forense, quienes avalaron las pesquisas de la dependencia mexicana
En su momento, las investigaciones de la PGR señalaron que el homicidio de Brad Will, durante los conflictos de 2006 en Oaxaca, fue perpetrado por un tirador presumiblemente simpatizante de la APPO,  quien disparó dos veces de forma intencional sobre el periodista
El primer disparo, señaló, se hizo a una distancia de entre 70 centímetros y ocho metros, ubicado (el presunto asesino) a un costado del estadunidense En un segundo tiempo lo hizo varios segundos o minutos después, mientras el periodista era cargado y retirado del lugar, a una distancia de menos de un metro
Según la CNDH, el informe de los peritos canadienses no sustenta sus conclusiones en elementos técnico-científicos No es un dictamen pericial, sino una opinión, y carece de valor jurídico alguno, de acuerdo con la legislación mexicana y su jurisprudencia, además de que no tuvo el propósito de encontrar la verdad histórica y legal, sino de avalar las hipótesis de quien los contrató
Y añade que sin la intención de iniciar un debate "artificialmente abierto por la PGR", el peritaje de los canadienses es "opinativo" de un documento elaborado en sólo 14 días, a más de dos años y medio de ocurridos los hechos
Así mismo, destaca que los dos jubilados de la Policía Montada de Canadá, así como el médico forense, no hicieron reconstrucción alguna de los acontecimientos y tampoco examinaron la ropa que vestía la víctima, porque les pareció irrelevante, ya que contaban con buenas fotografías e información que les había proporcionado su cliente
"Lo anterior revela la intención de la institución contratante (la PGR) por validar una hipótesis indemostrable, mediante procedimientos profesionales de las ciencias forenses, de que el victimario se encontraba a una distancia de entre dos y ocho metros de su víctima", se lee en el comunicado
Sostiene, además, que "la superficialidad del análisis y su falta de rigor científico quedan de manifiesto cuando los propios expertos se descalifican a sí mismos al revelar que no son ingenieros en materia de sonido y, sin embargo, desacreditan la investigación de la CNDH sobre el tiempo que transcurre entre el sonido del disparo y el sonido del impacto en el cuerpo de la víctima (0166 segundos), lapso que permitió establecer que los disparos se hicieron a una distancia de 35 metros o más entre la posición de la víctima y la del victimario"
En septiembre del año pasado, la CNDH emitió una recomendación a la PGR en la que, de acuerdo con los peritajes de sus expertos, Will fue asesinado por dos tiros circunstanciales en un máximo de tres segundos (es decir, no con la intención de darle, sino de disparar al azar a una muchedumbre), realizados entre 35 y 50 metros de distancia, con trayectoria frontal, "aparentemente efectuados por un efectivo policial oaxaqueño vestido de civil, de acuerdo con estudios científicos de sonido, video y balística"
Según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, la única intención de la Procuraduría General de la República es reabrir el debate, lo cual "carece de sentido, ya que ahora lo que procede es esperar la resolución jurisdiccional sobre el caso"

Comentarios