Por parecerse a un sospechoso...

sábado, 12 de septiembre de 2009 · 01:00
MADRID - El 15 de julio pasado, el estudiante mexicano Alejandro Ordaz Moreno acudió a la sala séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla, que lo había condenado a ocho años y cuatro meses de cárcel por agresión e intento de homicidio contra dos policías españoles
Desde el 18 de febrero, cuando recobró la libertad condicional tras 11 meses de reclusión, Ordaz debía asistir al juzgado cada 15 días para comprobar que permanecía en el país, en espera de que el Tribunal Supremo de Justicia resolviera el recurso de casación (apelación) presentado por su defensa
         Sin embargo, el 30 de julio ya no se presentó En la Audiencia Provincial se prendieron los focos rojos Al ser notificado del hecho, el abogado Fernando Retamar, defensor del mexicano, se lo anunció a la Embajada de México, que encabeza Jorge Zermeño y le otorgó un inusual apoyo a Alejandro, a su familia y a la propia defensa, una vez que el caso recibió atención de los medios
         "Hubo una enorme decepción cuando se supo (en la embajada) que se había fugado, porque se movieron importantes hilos diplomáticos para apoyarlo; incluso llamadas desde México para que la fiscalía no entorpeciera la posibilidad de que (Ordaz) esperara en libertad el fallo del Supremo (Tribunal de Justicia)", confió a Proceso un funcionario de la representación mexicana
La misma fuente sostiene que también se pagó parte de la fianza de 35 mil euros impuesta a Ordaz y se cubrieron los gastos de un familiar del estudiante en Sevilla, entre otros apoyos
Retamar, el abogado defensor, dijo sentirse "muy sorprendido" por la huida En una entrevista con El Universal señaló: "No imaginaba que se fuera a fugar porque, aunque la sentencia era condenatoria, ni el fiscal ni la acusación particular había pedido de nuevo su ingreso en prisión, así que podía seguir en libertad condicional bajo fianza como estaba hasta ahora, mientras la sentencia no fuera firme"
         En Sevilla, fuentes judiciales también mostraron "sorpresa y extrañeza" por el escape de Alejandro Ordaz, porque estaba en libertad provisional "y ni la acusación personal (de los policías) ni la fiscalía habían pedido su ingreso en prisión tras la sentencia"
         Finalmente, tras confirmar que el acusado tenía varias citas sin cumplir, el 8 de septiembre la sala de la Audiencia Provincial emitió una orden de "búsqueda y captura" en su contra, confirmó Bernardo Graue, asesor jurídico y portavoz de la embajada mexicana
         Se ordenó a la Guardia Civil y al Cuerpo Nacional de Policía que buscaran al mexicano en territorio español, y otra fuente en Madrid explicó que, conforme al procedimiento judicial, el nombre de Alejandro Ordaz Moreno fue colocado automáticamente en la lista de fugitivos de la Interpol Por lo pronto, ya se distribuyó la orden a más de 100 países, aunque se sospecha que regresó a su país natal
         "El agregado del Ministerio de Interior de la embajada de España en México ya debió haber establecido comunicación con los cuerpos de seguridad mexicanos para pedir la aprehensión de este fugado", explicó la mencionada fuente policiaca en Madrid
         Según la orden de la Audiencia Provincial, en caso de que sea capturado el estudiante de 30 años ?que llegó a España becado por el Conacyt para cursar un doctorado en energías renovables en la Universidad de Sevilla?, perderá todos los beneficios y cumplirá su sentencia en prisión

Comentarios