La transparencia gubernamental, a medio camino

sábado, 26 de septiembre de 2009
Con todo y la "avanzada" Ley de Acceso a la Información Pública de la que presume el gobierno mexicano, el IFAI aún no puede sancionar a los funcionarios que la violan y la resistencia gubernamental sigue bloqueando los intentos de garantizar que toda la gente sepa cómo ejercer ese derecho   
 
I
 
Por esos días los amatecos andaban de mecha corta Se decían en rebeldía, instalaron campamentos, armaron protestas, organizaron foros Hicieron lo que la gente hace cuando se entera de que nuevamente está a punto de ser víctima de los abusos de sus gobernantes malamañados en eso de decidir a escondidas del pueblo y en construir megaproyectos aunque éstos desgracien comunidades enteras
Los veracruzanos de Amatlán de los Reyes no estaban dispuestos a que su municipio se convirtiera en basurero de otros siete A ratos parecía que sus protestas no despeinaban al gobierno, pero de pronto se revirtió la historia Fue cuestión de conseguir un papel oficial que demostró que el relleno sanitario en realidad dañaría al medio ambiente, y que las autoridades, con tal de construir su basurero, habían mentido Y como dicen por ahí que información es poder, frenaron las obras
Un síndico amenazó con denunciarlos por "sustracción de documentos oficiales" Pero los amatecos no tuvieron que robar nada, sólo pedirlo por internet, y resultó que el papel no era secreto y que era más público que un baño de a tres pesos: resulta que invocando la Ley de Transparencia le pidieron al gobierno que les mostrara los permisos que tenía el tiradero para funcionar Y se los dieron
Descubrieron que el documento estaba plagado de embustes que señalaban que el lugar elegido eran tierras muertas y sin vegetación, cuando todos han visto los fértiles cañaverales ahí plantados y la naciente del río"Le enseñamos al gobernador las pruebas de que el lugar está vivo, y lo echamos abajo", explica la maestra Gabriela Sáinz, una de las arquitectas del plan como integrante del grupo vecinal Amhate
Lo curioso es que un año antes ninguno de los amhates usaba internet y menos sabía que desde 2003 en México funciona una ley que reconoce el derecho de todos a pedirle al gobierno información pública y obliga a los burócratas a proporcionarla
Ellos formaban parte de un experimento llamado "IFAI-Comunidades", que enseñó a los desfavorecidos que tienen derecho a saber y que con la Ley de Transparencia pueden pedir la información existente
En otros lugares, invocando esa ley, la gente descubrió a sus alcaldes embolsándose dinero del pueblo; otros rescataron expedientes que el gobierno les tenía atorados en el Registro Agrario o el Seguro Social; y hubo presos que probaron que llevaban enjaulados más de la cuenta
Ora sí que la verdad los hizo libres: los reos salieron de la cárcel, los despojados recuperaron sus tierras Eso fue apenas un simulacro de lo que podía haber sido a revolución de los nadies?si los poderosos no hubieran frenado el experimento
Este es un adelanto del reportaje que publica la revista Proceso en su edición 1717 que empezó a circular el domingo 27 de septiembre
 

Comentarios