PGR atrae investigación de accidente aéreo en Cuajimalpa

lunes, 11 de enero de 2010

MÉXICO, D.F., 11 de enero (apro).- La Procuraduría General de la República (PGR) atrajo la investigación del percance aéreo en el que  perdió la vida el empresario Moisés Saba Masri y cuatro familiares más, entre ellos su esposa y dos de sus hijos.
    En un comunicado difundido por la tarde, la dependencia indicó que desde el momento en que conoció del percance, personal de la dependencia inició las investigaciones, en coordinación con la personal de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).
“La PGR ha dado intervención a los peritos en Criminalística de Campo, Fotografía Forense, Video, Química, Aeronáutica Civil, Ingeniería Civil, Arquitectura, Dactiloscopía, Medicina e Identificación”, apunta el comunicado.
Por la mañana, el jefe de la Policía de Investigación de la PGJDF, Mario Alberto Izazola, descartó la posibilidad de un atentado en el accidente.
    Saba Masri, pertenecía a una estirpe de empresarios de origen judío y encabezaba las empresas inmobiliarias Grupo Celha y Grupo IUZA, además de ser accionista de TV Azteca, dueño de hoteles de Acapulco, de las firmas Alsavisión e Industrias Textiles Ayotla, entre otras.
    Izáosla informó que en la zona boscosa de la delegación Cuajimalpa, en los límites con el Estado de México, donde ocurrió el siniestro, se encuentra desplegado un grupo de investigadores de la PGJDF, en busca de pistas que den luz sobre las posibles causas del accidente.
    Alrededor de las 21:00 horas de este domingo, el helicóptero modelo Augusta, matrícula XALSA, piloteado por Armando Fernández, en el que viajaban el empresario Saba Masri, sus hijos Alberto y Humberto Saba, así como Judith Cattan y Adela Tuachi, se desplomó, luego de salir de Toluca, a donde los integrantes de la familia Saba llegaron procedentes de Nueva York.
    El jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, y el secretario de Protección Civil, Miguel Moreno Brizuela, coincidieron en que la hora en que se registró el accidente, a las 20:39 horas del domingo, la zona estaba cubierta de niebla.
Ambos funcionarios permanecieron en el sitio del siniestro hasta después de la medianoche del domingo, para estar al tanto de las primeras actuaciones, así como para la recuperación de los cuerpos, sitio al que también asistió el titular de SCT, Juan Molinar Horcasistas.
Por la noche, durante la supervisión de los trabajos de rescate, en la calle Monte Cerrada de las Cruces de la colonia Mina Vieja, Ebrard señaló que en el sitio se desplegaron 680 personas, entre rescatistas de la Cruz Roja, del Cuerpo de Bomberos y peritos de la PGJDF, así como de la Dirección General de Aeronáutica Civil, de la SCT, que se encargará de determinar las causas del incidente.
Por la noche del domingo, Moreno Brizuela, destacó que fue inusual que se permitiera despegar al helicóptero modelo Augusta, a pesar de que es “lo más sofisticado y tecnológicamente avanzado que existe”.
Entre los asuntos que tendrán que esclarecerse, apuntó es “cómo se otorgó el permiso para que pudiera hacerse ese vuelo”, toda vez que a la hora del siniestro “había mucha niebla”.
Explicó que de acuerdo con los primeros datos obtenidos por el gobierno capitalino, el helicóptero modelo Augusta, procedente de Toluca, perdió altura al ingresar a un banco de niebla en la zona boscosa de Cuajimalpa, después golpeó una casa de tres pisos, partió un árbol y finalmente cayó a un barranco de más de 20 metros, donde cayó y explotó, mientras que los restos de los tripulantes se expandieron en un radio de 60 metros.
    Moreno Brizuela confirmó que los tripulantes murieron calcinados, por lo que fue difícil la identificación de los integrantes de la familia Saba, que el domingo habían llegado a Toluca, a donde arribaron procedentes de Nueva York.
    En tanto, tras el siniestro ocurrido en las inmediaciones de la delegación Cuajimalpa en la víspera, el jefe de Gobierno Marcelo Ebrard suspendió las actividades programadas para este lunes, fecha en que tenía planeado dar a conocer un plan de emergencia ante la crisis económica.
    En un comunicado, el jefe de Gobierno dio sus condolencias a la familia Saba y calificó el accidente como “una gran tragedia” y una “terrible pérdida para la Ciudad de México”.
El presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, y su esposa Margarita Zavala expresaron sus condolencias a la familia Saba.
Por medio de un comunicado, la Presidencia de la República dio a conocer que Calderón y su esposa lamentaron “profundamente” el fallecimiento de Moisés Saba Masri, Alberto Saba Tuachi, Adela Tuachi de Saba, Judith Cattan de Saba, así como el capitán del helicóptero, Armando Fernández:
    “La familia Calderón Zavala expresa sus más sentidas condolencias a los familiares de los fallecidos, así como su solidaridad con la comunidad judía en estos momentos difíciles.”

Sepelio judío
Por la tarde, Moisés Saba y sus cuatro familiares que perdieron la vida al desplomarse el helicóptero en el que viajaban procedentes de Toluca, fueron sepultados de acuerdo con la tradición judía en el panteón Jardín, de esta ciudad.
    Según la tradición, el cortejo fue encabezado por un “grupo sagrado”, integrado por hombres miembros de la comunidad judía en México, quienes, después de la ceremonia, se trasladaron al domicilio de los deudos para acompañarlos durante siete días, según explicó el rabino David Zaed.

Comentarios