Calderón da marcha atrás a Cédula de Identidad: IFE

martes, 12 de enero de 2010

MEXICO, DF, 12 de enero (apro).- Pese a que la Secretaría de Gobernación ya asignó dos multimillonarios contratos para instrumentar la Cédula de Identidad Ciudadana, el gobierno de Felipe Calderón ya desistió de ese controvertido proyecto, informaron hoy consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE).
    Luego de una reunión de todos los consejeros con el presidente del IFE, Leonardo Valdés, quien les informó del encuentro que sostuvo el viernes de la semana pasado con el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, se dio a conocer que el compromiso verbal del gobierno de Calderón es que el documento de identidad sea la credencial de elector.
    La reunión entre consejeros se produjo después de que Valdés Zurita no informó a sus compañeros de su reunión con Gómez Mont, celebrada el viernes, y por primera vez se definió una posición unánime sobre la pretendida Cédula de Identidad Ciudadana que los ha dividido.
    El consejero Virgilio Andrade informó que Gómez Mont se comprometió a que no se expedirá, por ahora, la cédula de identidad y se incrementarán las medidas de seguridad en la credencial de elector con fotografía, que deberán ser acordadas con la Secretaría de Gobernación.
“La premisa fundamental de consenso radica en que la credencial para votar será el instrumento de identidad. Ese es un consenso que ya se tiene con Gobernación”, subrayó el consejero.
“Lo que falta trabajar, y también es un consenso, es qué tipo de información se debiera agregar a la credencial para efectos de hacer las funciones de identidad conforme a las nuevas exigencias del gobierno", puntualizó.
--¿Existe el compromiso de Gobernación de no expedir un plástico?
--Sí, es un compromiso inicial, efectivamente.
Esta información será dada conocer oficialmente por el IFE mañana, en una conferencia de prensa convocada para las 13:00 horas, encabezada por Valdés, quien ha sido duramente criticado por consejeros, sobre todo Marco Antonio Baños, por no asumir una posición firme ante el proyecto de Calderón.
Esta decisión se produce también luego de que el Congreso no aprobó un solo centavo a la Cédula de Identidad y, pese a ello, la Secretaría de Gobernación asignó dos contratos para capturar y procesar los datos biométricos de los mexicanos.

Comentarios