EPR y gobierno federal reactivan diálogo

martes, 12 de enero de 2010

MÉXICO, DF, 12 de enero (apro).- Luego de un compás de espera de nueve meses, la Comisión de Mediación (Comed) entre el Ejército Popular Revolucionario (EPR) y el gobierno federal anunció la reactivación de tareas y su reconstitución con cinco nuevos integrantes.

         En un comunicado, la Comed informó que Miguel Álvarez Gándara, Jorge Fernández Souza, Dolores González Sarabia, Gonzalo Ituarte Verduzco y Pablo Romo Cedano se sumarán a las tareas de mediación.

Destacó que además de coadyuvar a la presentación de los dos cuadros eperristas desaparecidos hace tres años, Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, impulsará la instalación de una mesa de diálogo.

         El 21 de abril pasado, la Comed decidió su desintegración luego de acusar al gobierno de Felipe Calderón de no dar muestras de voluntad para localizar a los dos guerrilleros desaparecidos en mayo del 2007 en la ciudad de Oaxaca.

Desde entonces, José Enrique González Ruiz, Miguel Ángel Granados Chapa, Juan de Dios Hernández Monge, Rosario Ibarra de Piedra, Gilberto López y Rivas, Carlos Montemayor y el obispo Samuel Ruiz no se habían reunido.

En los primeros días de este año, los integrantes de la Comed se   reunieron nuevamente para analizar las reiteradas peticiones de los familiares de los desparecidos para que no abandonaran su labor, así como del propio EPR que, en un comunicado, les pidió seguir adelante con sus tareas de mediación.

La propia Secretaría de Gobernación (Segob) emitió un comunicado el 6 de enero, en el que manifestaba su voluntad para reiniciar el diálogo con el EPR a través de la mediación de la Comed.

La Segob “reitera su disposición para encontrar soluciones a los conflictos sociales, privilegiando la vía de las instituciones y el apego al estado de derecho”, destacó la dependencia.

Una vez valoradas esas acciones, la Comed anunció su reactivación y ampliación; sin embargo, planteó varias consideraciones.

Primero, recordó que recientemente el Estado mexicano fue condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en dos sentencias referidas a graves violaciones a derechos humanos, que constituyen delitos de lesa humanidad, cometidos por personas a su servicio, entre ellas miembros del Ejército.

Precisó que una de las condenas se refiere a la desaparición forzada del activista guerrerense Rosendo Radilla Pacheco, y con ello se abrió la posibilidad de que los crímenes de lesa humanidad sean castigados en nuestro país y, sobre todo, de que se localice con vida a otros detenidos desaparecidos, como es el caso de los dos eperristas.

La Comed admitió que para sus integrantes es imposible dejar de escuchar las voces de los familiares de los desaparecidos y del propio EPR.

Subrayó que la desaparición forzada de persona ha adquirido y seguirá adquiriendo una mayor importancia debido a las difíciles condiciones del país.

Y que a pesar de que la Segob ofreció el diálogo en su comunicado del pasado 6 de enero, sigue sin modificaciones la ausencia de voluntad política del gobierno federal y de acciones específicas que lleven a la solución del problema.

Por ello, la Comed tomó la decisión de reconstituirse con la participación de nuevos integrantes, todos ellos con experiencia en la Comisión de Intermediación para la Paz en Chiapas.

No obstante, advirtió que la posibilidad de la instalación de una mesa de diálogo depende de la voluntad del gobierno de Calderón, al que pidió dejar de emitir solamente declaraciones y mostrar decisión política.

Finalmente, la Comed ratificó como su vocero al historiador Carlos Montemayor, y pidió a las partes una respuesta a su iniciativa de reactivar sus actividades bajo las nuevas consideraciones.

Comentarios