Oficial: Desiste Calderón de imponer la Cédula de Identidad

miércoles, 13 de enero de 2010

MÉXICO, D.F., 13 de enero (apro).- El Instituto Federal (IFE) oficializó hoy que el gobierno de Felipe Calderón canceló la Cédula de Identidad Ciudadana (CIC) y aceptó que la credencial para votar con fotografía sea, al mismo tiempo, documento de identidad, por lo que el padrón electoral seguirá administrado por ese organismo autónomo.
    Después de medio año de controversia, y luego de que se acreditó que la CIC implicaba que el gobierno federal retomaría el control del proceso electoral, entre otros efectos anómalos, los nueve consejeros electorales encabezados por su presidente, Leonardo Valdés, anunciaron que la credencial para votar con fotografía sea, al mismo tiempo, documento de identidad ciudadana.
Tal determinación significará que los 77 millones de credenciales para votar con fotografía sean sustituidas paulatinamente para las elecciones del año 2012, debido a que se prevé que se les incorporará información que estaba previsto que tuviera la CIC.
En la conferencia de prensa estuvieron presentes todos los consejeros electorales, lo cual no ocurría desde que en julio del año pasado se comenzó a deliberar el tema que los dividió, sobre todo después de que Valdés declaró que la CIC y la credencial para votar podrían “coexistir”.
Ahora Valdés dijo que las negociaciones con la Secretaría de Gobernación que encabeza Fernando Gómez Mont, con quien se reunió la semana pasada, han arrojado que se expida un documento que servirá, al mismo tiempo como credencial para votar y como instrumento para la acreditación fehaciente de la identidad ciudadana.
Esto se ha logrado con el objetivo de garantizar el derecho a la identidad de los ciudadanos mexicanos, incrementar la cobertura y la actualización del padrón electoral, reducir trámites y facilitar el acceso a un documento que garantice sus derechos a la identidad y a la participación electoral, así como generar ahorros de recursos públicos.
Los consejeros aclararon que están pendientes temas de carácter técnico y jurídico que implicarán más diálogo con la Secretaría de Gobernación, pero ratificaron que el IFE mantendrá una postura firme en tres aspectos.
    Uno es que el padrón electoral continuará siendo administrado exclusivamente por el IFE, otro es que la credencial para votar será el instrumento único de identidad, producido y puesto a disposición de la ciudadanía por ese organismo autónomo y, tercero, que ese documento garantiza el pleno derecho al voto de los ciudadanos mexicanos.
    Como parte de las adecuaciones de carácter legislativo que eventualmente habrá por la cancelación de la CIC, prevista en la Ley General de Población, los consejeros del IFE acordaron incorporar a los trabajos a los partidos políticos y a los representantes del Legislativo en el Consejo General, cuyo órgano deberá aprobar todos los acuerdos.

Comentarios