PRD, PT y Convergencia buscan que Congreso fije tarifas de energéticos

miércoles, 13 de enero de 2010

MÉXICO, D.F., 13 de enero (apro).- Las fracciones parlamentarias del PRD, PT y Convergencia en la Cámara de Diputados y el Senado presentaron hoy una iniciativa para reformar la Ley de Ingresos de la Federación 2010, con el fin de otorgar facultades al Congreso para fijar tarifas en el caso de los energéticos.
Además, el proyecto pretende dejar sin efecto el reciente aumento a la gasolina y volver a las tarifas que estaban vigentes antes del 15 de diciembre del año pasado.
La iniciativa fue presentada ante la prensa por los coordinadores perredistas en la Cámara y en el Senado, Alejandro Encinas y Carlos Navarrete, así como por el dirigente nacional de ese partido, Jesús Ortega, en nombre de los tres partidos, PRD, PT y Convergencia, integrantes de la alianza “Diálogo por la Reconstrucción de México” (Dia).
La propuesta propone que los precios de venta del kilogramo de gas LP se fije en 8.03 pesos sin IVA; en tanto que el litro de la gasolinas Magna y Premium, en 7.72 y 9.18 pesos, respectivamente; y el litro del Diesel, en 8.08. Todos estos precios consideran el IVA.
El coordinador de los diputados perredistas, Alejandro Encinas, recordó que con ello se pretende que el Poder Legislativo recupere sus facultades para incidir en modificaciones de la Ley de Ingresos, por lo que rechazó que los legisladores “estén extralimitándose en sus funciones”.
Los perredistas recordaron que los incrementos a los energéticos no estaban previstos en el proyecto de Ingresos presentado en septiembre del año pasado, y que había un compromiso del gobierno federal de mantener congelados los precios de venta
El senador Carlos Navarrete justificó la intervención de su partido, en particular, para actuar “en el terreno político y legislativo” y establecer los precios de hidrocarburos, ante los incrementos ordenados por el gobierno de Felipe Calderón, lo que ha generado “estragos” para la población en general en la primera quincena de 2010.
Navarrete sostuvo que el objetivo fundamental de la reforma que impulsa el PRD y los partidos integrantes del Dia es quitarle al Poder Ejecutivo la atribución “exclusiva”, para dársela al legislativo, a favor de las mayorías.
“Siempre es posible que el gobierno haga un esfuerzo, que si bien afectará sus ingresos, beneficia a la sociedad; es preferible el sufrimiento de las finanzas públicas que de los ingresos y las finanzas de las familias”, apuntó Navarrete.
Jesús Ortega señaló que “no habrá mayor impacto” en las finanzas del gobierno federal por mantener los precios de venta por los energéticos a los de 2009, toda vez que los ingresos petroleros, con base en estimaciones de precios internacionales, “son elevados, lo que permite tener recursos suficientes para sostener precios bajos de los combustibles”.
La iniciativa, firmada por el senador perredista por Michoacán, Jesús Garibay García, da atribuciones al Congreso para influir en las tarifas de los energéticos, con base en la fracción II del artículo 71 Constitucional y el artículo 55 fracción II del Reglamento para el Gobierno Interior del Congreso de la Unión.
El documento propone  reformas a los párrafos 4, 5, 6 y 7,  del artículo primero de la Ley de Ingresos de la Federación para el año fiscal 2010.
Las reformas propuestas firmadas por el senador Jesús Garibay García fijan precios de los combustibles “por razones de interés público y como excepción a lo establecido en la fracción I de artículo 7 de la Ley Federal de Competencia Económica”.
Tras fijar precios de las gasolinas, en el caso del gas LP, la iniciativa señala que la “Secretaría de Energía, por conducto de la Comisión Reguladora de Energía, establecerá la metodología para la determinación de los precios máximos de venta de primera mano de gas licuado de petróleo”, en tanto que Pemex, con base en dicha metodología, “calculará los precios máximos de gas licuado de petróleo, objeto de venta de primera mano, de manera que al considerarlos dentro del cálculo de los precios máximos de venta al usuario final se alcance el objetivo de 8.03 pesos por kilogramo”.