Diaz Redondo abre las puertas de su mansión en Madrid

sábado, 16 de enero de 2010

MADRID., 16 de enero (Proceso).- La primera noche del año, Regino Díaz Redondo le presumió a los televidentes españoles su fastuosa residencia en una de las zonas más caras de Madrid. En ella se advierten  los frutos del saqueo –o por lo menos una parte de ellos- al que él y su grupo sometieron a la cooperativa Excélsior durante la prolongada etapa en la que se desempeñó, espuriamente, como director general. Durante el programa de la televisora española La Cuatro, nada se dijo del golpe gubernamental contra el periódico que lo llevó a la dirección en 1976. Tampoco se mencionaron los cargos de corrupción y administración fraudulenta con que fue expulsado de la cooperativa en el año 2000.

“Don Regino Díaz Redondo disfruta de la jubilación junto a su mujer en esta finca de 10 mil metros cuadrados”, dice una voz en off cuando empieza el programa Callejeros, de la televisora española La Cuatro, del Grupo Prisa, cuyo tema en esta ocasión es la vida cotidiana en uno de los barrios más exclusivos no sólo de Madrid sino de toda España.

La vivienda “parece más grande, pero no lo es”, comenta la esposa de Díaz Redondo, la pintora cubana Ana Dora Queral Quesada, al tiempo que muestra a la reportera los salones, las estancias y algunos rincones de la residencia.

La pareja sonríe al darle la bienvenida a la reportera. Díaz Redondo viste pantalón salmón, camisa rojo ladrillo con cuello negro, saco y lentes con armazón del mismo color. Al concluir la visita del equipo de televisión, “don Regino” aparece nuevamente a cuadro para despedirlo desde la puerta de su mansión.

Así presumió su mansión madrileña, por primera vez en televisión, quien asumió la presidencia y la dirección general del periódico Excélsior tras la asamblea espuria del 8 de julio de 1976, en la que se expulsó de la dirección al periodista Julio Scherer García. El 20 de octubre de 2000 el propio Díaz Redondo fue expulsado del diario en medio de acusaciones de corrupción y de intentar vender subrepticiamente el periódico.

         La transmisión desde la casa de Díaz Redondo es parte del programa que Cuatro le dedica a La Moraleja, “la urbanización más exclusiva y cara de toda España”, en palabras de uno de los otros entrevistados en ese reportaje, que se difundió la noche del viernes 1 de enero.

         Para darle al público una idea sobre quién es su esposo, la señora Queral Quesada lo compara con Pedro J. Ramírez, director del importante periódico español El Mundo.

         “Yo soy cubana y viví en México toda mi vida, y me casé con el señor español que vivió en México toda su vida, fue el presidente del periódico Excélsior por muchos años”, dice ella a cuadro antes de que las cámaras recorran la ostentosa finca.

–¿A qué periódico se puede comparar aquí en España? –pregunta la reportera de Cuatro.

–A El Mundo, a El País… –responde la señora.

–¿Sería como Pedro J (Ramírez)?

–Pues un poco más…

En noviembre de 2000, este semanario documentó la existencia de la mencionada propiedad de Díaz Redondo en la exclusiva zona madrileña. Todavía estaba en construcción, pero en su cochera ya tenía un lujoso  Mercedes Benz (Proceso 1256).

Comentarios