"El respeto, la tolerancia, no nos hace menos": Elsy Reyes

domingo, 17 de enero de 2010

MÉXICO, D.F., 17 de enero (apro).-  El pasado 21 de diciembre, en el  programa de Televisa Matutino Express, se generó una polémica por los comentarios del conductor, Esteban Arce, sobre sexualidad, luego de lo cual la comunidad homosexual y lésbica exigieron una disculpa pública al titular de la emisión.
         Y es que durante el programa que se transmite por el canal 4, Arce conminó a responder en varias ocasiones a Elsy Reyes, a quien presentaron como sexóloga, si ser homosexual era normal o no, pese a la postura reiterada de Reyes –interrumpida varias veces por el conductor-- de que la orientación y la preferencia sexual eran dos cosas distintas.
    En entrevista telefónica con Apro, Reyes habla de lo ocurrido en ese programa. Dice que quería dejar en claro que no es sexóloga ni psicóloga, sino investigadora en relaciones de pareja y sexualidad, y licenciada en comercio internacional por el Tecnológico de Monterrey, además de actriz, pues a partir de 1990 ha tomado cursos de especialización.
    Desde hace más de ocho años, Reyes comenzó como colaboradora en la edición mexicana de la revista Men´s Health, donde trabaja hasta la fecha, además de las revistas Maxim, Marie Claire y Conozca más.
    Reyes, que se considera autodidacta, comenta cómo fue que se dedicó a la investigación sobre sexualidad: “Son las vueltas que da la vida. Siempre me ha gustado escribir. Estudie en el Tec de Monterrey, pero desde que estaba estudiando ya estaba en el teatro.
“Un día le mandé una colaboración a Andre Félix Díaz (editor de Men´s Health) y le gustó, y desde ese momento comencé a colaborar en una columna sobre sexualidad, donde se aclara que no soy sexóloga ni psicóloga. Creo que no sólo se trata de saber escribir, sino de estar documentado e informado. Académicamente no tengo ningún título, pero me actualizó de manera constante”.
A partir de sus colaboraciones, señala, ha ido conociendo gente del medio. Desde su aparición en Matutino Express no la han vuelto a llamar para acudir al programa, pese a tenía tres meses asistiendo cada viernes.
 “Antes de estar en el Matutino Express colaboré en el programa De poca con Martha Zabaleta, donde exponía temas sobre las investigaciones. A partir de ahí me invitaron al programa, al que iba cada viernes.
“Desde ese último viernes con Esteban Arce, no he hablado con nadie de la producción, porque ese programa se transmitió antes de las vacaciones, y los programas siguientes fueron grabados. En sí se supone que tenía que regresar el viernes pasado, pero no me llamaron. Nadie se ha comunicado ni por mail ni por teléfono para decir algo. No creo que sea mi postura preguntar. Yo cumplí con mi trabajo y ni modo. Además, a mí no me pagaban, ni había contrato de por medio”, señala.
Sobre el debate que generó ese programa, dice:
“Creo que hubo mas ruido que el que debería. Hubo puntos ácidos. Sin embargo, me quedo con un gran aprendizaje de tener siempre esa sensación de debatir. Si me vuelven a invitar a otro programa, ya sabré a lo que voy… Es una experiencia que me da gusto; es un tema que a muchos les pareció fuerte.
“Hasta ahora no me ha traído nada negativo. Lo rescatable es el impacto que generó el programa en las redes sociales y que se ha avanzado en temas sobre diversidad y pluralidad, porque hace 10 años no hubiera sido lo mismo”, añade.
--¿Hubo alguna postura que no tuvo tiempo de exponer en ese momento?
--¡Claro! No pude exponer el tema como tal: dejar claro qué es una orientación sexual y qué una preferencia, porque no podemos seguir preguntando qué es normal y qué no es normal; que nacemos con una orientación sexual, y que tratar de saber por qué hay homosexuales es como tratar de saber por qué hay heterosexuales. Cuando se conozca la causa de la heterosexualidad se sabrá la de la homosexualidad.
    --¿El hecho de que los grupos homosexuales y lésbicos le hayan pedido una disculpa pública a Esteban Arce solucionaría las cosas?
--La solución no es pedir o no una disculpa, porque una disculpa puede ser política como de corazón. La solución es que todo comunicador siempre tenga la mesura y el cuidado de no emitir sus opiniones personales de manera peyorativa.
--¿Qué piensa de la postura de Arce en ese programa?
--El tiene derecho a dar su opinión. Después, decidió decir a la gente que no era grave, que no había hecho alusión a que ser homosexual fuera anormal. Finalmente, tiene que cuidar su trabajo y tomar una postura.
“Lo único que le pido a la gente es que si hay conceptos que no comprenden, no se dejen llevar por lo clásico del ‘boca o boca’ o la cuestión cultural; que mejor se informen; aprender a tolerar, que comprendan, respeten y compartan, el respetar no te hace menos.”