Ola de violencia deja 12 ejecutados

lunes, 18 de enero de 2010

MÉXICO, DF, 18 de enero (apro).- La violencia vinculada al crimen organizado sigue irrefrenable en entidades como Sinaloa, Guerrero, Michoacán, Estado de México y Chihuahua, en particular en Ciudad Juárez, con saldo de al menos una decena de ejecutados.
    En Mazatlán, Sinaloa, fueron encontrados los cuerpos de seis asesinados sobre la carretera que conduce a la presa Picachos.
    La Procuraduría estatal informó esta mañana que una de las víctimas fue identificada como Iván Leyva, quien contaba con 25 años y tenía su domicilio en la sindicatura de El Roble, mientras que las otras cinco se encuentran en calidad de desconocidas.
    Los hechos ocurrieron alrededor de las 00:30 horas de este lunes sobre la carretera Mazatlán-Picachos, entre los poblados Pichilingue y Veranos, ambos pertenecientes al puerto.
    Vecinos demandaron la presencia policial luego que se escucharon ráfagas de metralleta. En el lugar, los elementos de la Policía Municipal localizaron una camioneta de redilas volcada, placas TY3007 de Sinaloa, y una camioneta Ford gris, placas TX12659, las cuales presentaban impactos de arma de fuego.
    A unos metros de las unidades estaban los cuerpos de las seis víctimas, los cuales presentaban heridas por arma de fuego.
    En tanto en Guerrero, Adolfo Espinoza Ojendis, de 55 años y dirigente del PRD municipal en Copanatoyac, en la región de La Montaña de Tlapa, fue ejecutado a balazos.
    La Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPPC) informó que el dirigente perredista fue acribillado frente a la comisaría de Ocotequila, cuando se dirigía a su parcela de labor.
En otro acto de violencia, un comando acribilló a balazos al profesor Andrés López Mendiola para despojarlo de un vehículo de lujo.
El mentor fue interceptado 500 metros antes de llagar al puente Solidaridad de la autopista Cuernavaca-Acapulco.
Los delincuentes, que viajaban en una camioneta de lujo, bajaron de su vehículo al maestro, pero al resistirse éste a ser ‘levantado’, le dispararon en dos ocasiones, privándolo de la vida.
En su huida, los sicarios chocaron su camioneta, pero finalmente lograron huir a bordo del vehículo de la víctima sin que hasta el momento se conozca su identidad.
     Mientras tanto, en el poblado de Riva Palacio, en Michoacán --zona limítrofe con la región de Tierra Caliente de Guerrero--, dos taxistas fueron acribillados y uno más resultó herido luego de un ataque perpetrado esta mañana por sujetos armados con fusiles AK-47 contra la base de un sitio de taxis.
Según reportes oficiales, la agresión ocurrió cerca de las siete de la mañana a pocos metros del puente Adolfo López Mateos, que divide Riva Palacio y Pungarabato, Guerrero.
     En el lugar murieron los taxistas identificados como Rosemberg Alcaraz Delgado, de 39 años, así como Andrés Flores Alonso, ambos guerrerenses.
En tanto otro taxista guerrerense, de nombre Gregorio Gaytán Galarza, de 44 años, quedó herido de cuatro impactos de arma de fuego.
     Según testigos, un grupo de sujetos armados que se desplazaban en camionetas de reciente modelo abrieron fuego contra los taxistas que estaban en la base ubicada sobre la carretera federal Pungarabato-Riva Palacio, y luego huyeron.
     En el lugar, autoridades ministeriales encontraron más de 200 cartuchos percutidos de calibre 7.62 utilizados por los rifles AK-47, y varias unidades quedaron destrozadas.
     Las agresiones contra taxistas de este sitio han sido constantes: este fin de semana en el municipio guerrerense de Cayuca de Catalán fue encontrado asesinado un taxista de Riva Palacio, Michoacán, y también del lado guerrerense fue localizado abandonado el taxi marcado con el número 8 del mismo sitio michoacano y se desconoce el paradero del chofer.
     Por último, en la ciudad de Chihuahua el vehículo del cronista deportivo Enrique Pizarro Portillo fue baleado por desconocidos afuera de su vivienda, informó hoy la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de esa capital.
    El reportero afirmó que la madrugada del domingo escuchó disparos de arma de fuego, pero pensó que era en alguna zona cercana a su domicilio y no se levantó de la cama.
    Por la mañana, cuando se disponía a echar a andar el vehículo estacionado en la esquina que forman las calles De la Poesía y Del Arte, se percató que presentaba al menos 16 impactos de bala calibre .9 milímetros.
    Mientras tanto, en el municipio mexiquense de Ixtapan de la Sal, elementos de la Agencia de Seguridad Estatal (ASE) y de la policía local lograron la detención de al menos siete miembros del cártel de La Familia Michoacana, a los que les decomisaron armas largas y cortas de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas Armadas.
De acuerdo con los primeros reportes, una patrulla de la policía municipal detectó una caravana de automóviles de lujo, uno de ellos con reporte de robo, por lo que se les marcó el alto a los sicarios y de inmediato se pidió apoyo a la ASE.
    En lugar de detenerse, los presuntos narcotraficantes arremetieron a balazos en contra de los patrulleros, así como de otra patrulla estatal que arribó casi de inmediato al lugar.
    El enfrentamiento se prolongó por espacio de 30 minutos en un paraje de la carretera libre Tenango-Ixtapan de la Sal, entre el municipio turístico y Villa Guerrero.
    Luego llegaron otros patrulleros estatales de refuerzo, por lo que los presuntos miembros de la Familia Michoacana optaron por rendirse a las fuerzas de seguridad.