Ebrard se reune con Obama en Washington; le pide acelerar la reforma migratoria

jueves, 21 de enero de 2010

MÉXICO, D.F., 21 de enero (apro).- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, planteó este jueves al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, la necesidad de legalizar a los más de 2 millones de mexicanos que trabajan en ese país.
    De visita en Washington, donde se reunió con funcionarios del Banco Mundial e integrantes de la Conferencia de los Alcaldes de Estados Unidos, el jefe de Gobierno capitalino manifestó de nueva cuenta su interés por avanzar en una reforma migratoria.
El 21 de enero de 2009, un día después de que Obama tomó protesta como presidente de Estados Unidos, Ebrard señaló que la llegada del afroamericano a la presidencia estadounidense marcaría el inicio de una etapa menos conservadora en la que, dijo, se podrán replantear temas como la migración y la economía.
El ciclo que inició con la llegada del expresidente George Bush “fue la expresión más clara de ello y finalmente es un fracaso en materia económica y también de las aspiraciones sociales”, señaló en ese entonces.
Yo creo, añadió, que “vamos a ver un gran cambio en Estados Unidos y, por ende, en otros países del mundo; es otra época, otra etapa”.
En su calidad de presidente del Consejo de Alcaldes sobre Cambio Climático, Ebrard participó este jueves en el Diálogo Global de Alcaldes, donde habló de los trabajos realizados por el Gobierno del Distrito Federal para revertir la contaminación y contribuir a frenar el calentamiento del planeta.
Asimismo, anunció que la Ciudad de México será sede, en noviembre de 2010, de un foro mundial de gobiernos municipales para discutir acciones comunes para enfrentar los problemas asociados al cambio climático.
El propósito del foro, el sexto de su tipo –dijo–, será la búsqueda de una posición común en torno del fenómeno del calentamiento global.
"Vamos a revisar nuestra estrategia, nuestras decisiones, no sólo de años pasados, sino durante los próximos años", explicó.
Para el jefe de gobierno del DF, la acción de los gobiernos de las grandes ciudades del mundo en el tema del cambio climático es tan importante como la de los gobiernos nacionales.
Y explicó que con frecuencia son las ciudades "donde enfrentamos los efectos del cambio climático, y esa no es una teoría, es un riesgo".
En el caso de la Ciudad de México, la tercera mayor urbe del mundo, con una población superior a 22 millones, el mayor riesgo asociado con el cambio climático lo constituyen las inundaciones, indicó Ebrard.
Mañana viernes, el mandatario capitalino participará, como invitado especial junto con sus homólogos de Florencia, Italia, e Hiroshima, Japón, en la 78 Reunión de Invierno de la Conferencia de Alcaldes de Estados Unidos, que agrupa a mil 203 ciudades con más de 30 mil habitantes, y presentará un informe sobre los programas y proyectos de su administración en materia ambiental.

Comentarios