La crisis en México no ha terminado:ONU

jueves, 21 de enero de 2010

MEXICO, D.F., 21 de enero (apro).- La Organización de las Naciones Unidas (ONU) presentó hoy la edición 2010 de su informe Situación y Perspectivas Económicas Mundiales (WESP, por sus siglas en inglés), en el que estima que la economía de México crecerá 3.0%, cuatro puntos porcentuales menos de lo que lo hará en promedio el resto de los países de la región de América Latina y el Caribe.
Sobre las declaraciones del Secretario de Hacienda Ernesto Cordero, que el día de ayer anunció en Washington que la crisis en México “terminó”, el director de Política y Análisis del Desarrollo del Departamento de Análisis Económicos de las Naciones Unidas (DAES), Robert Vos, fue categórico: “Mientras siga subiendo el desempleo no podemos decir que terminó la recesión. Todavía hay demasiados elementos que no nos permiten entrar en una complacencia”.
Si bien Vos estimó que la “peor” parte de la crisis a nivel mundial se ha superado, dijo que “la recuperación ha sido desigual y las condiciones para el crecimiento sostenido siguen siendo frágiles”.
El informe WEPS reconoce que la economía mexicana fue una de “las más impactadas” de la región en Latinoamérica y el Caribe, registrando un decrecimiento de 7.1% en 2009, en contraste al 1.4% de Venezuela (exportador de petróleo), o el nulo retroceso de la economía brasileña. La región latinoamericana decreció 2.1% en promedio.
México fue también uno e los países que menos creció en 2008, y cuenta con uno de los panoramas más grises para 2010. La recuperación en México está “por debajo de su potencial”, se lee en el informe. Contrastando el 3% estimado para el crecimiento nacional, África crecerá 4.3% y los países en desarrollo 5.3%.
Según el documento de la ONU, la abrupta caída de la economía mexicana se debió, principalmente, a “dependencia” de la salud económica norteamericana; así como la baja producción de petróleo en el país.
Abundó: “México tiene muy poca diversificación en sus mercados y depende demasiado de Estados Unidos. Cuando a EU le va mal tiene un efecto multiplicador en México. Deben entrar a otros mercados. La industria debe tener más lazos con la economía doméstica”. A su vez, explicó que la debacle también se debió a “depender de la exportación de energía, que fue el producto más castigado en 2009”.
El gobierno de México, dice el informe, tuvo que recortar gastos en 2009 “incluso antes que la economía tocara fondo”, dada la escasa producción durante el primer semestre de ese año. La recuperación en el precio del petróleo, agregan, “no hará mucho para fortalecer los ingresos del gobierno en 2010, ya que su producción petrolera ha disminuido drásticamente”.
Como elemento agregado, el informe acusa el impacto que generó la “fuerte caída” de las remesas que envían los trabajadores migrantes a México, lo que “agravó la disminución en la demanda del consumo”, dijo Jorge Mattar, director adjunto de la sede regional da la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) en México. Hasta noviembre de 2009, dijo, las remesas del año que recién terminó cayeron 16%. “Son algo más de 3 mil millones de dólares”.

Pobreza

Según Hugo Beteta, director de la sede regional da CEPAL, “la pobreza extrema en México y Centroamérica se había venido agudizando desde antes de la crisis, con el alza en los precios de los alimentos y de los energéticos”.
Según la ONU, los impactos “adversos” en términos de “pobreza y desarrollo humano” pueden ser duraderos. Se estima que la incidencia de pobreza extrema, sólo en México y el Caribe, aumentó en 800 mil personas durante el periodo 2009. Beteta explicó que la medición se hace por un ingreso menor de 1.25 dólares al día.
Sin embargo, dijo el director regional de CEPAL, las cifras de pobreza que “manejamos son menores que los que maneja CONEVAL (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social)”, que “reportó un incremento de 5 millones entre 2006 y 2008 de ciudadanos en pobreza extrema, desde la crisis alimentaria”. Las diferencias entre un organismo y otro, dijo, se deben a una  “metodología es distinta”.
De lo que no hay duda, dijo el titular regional de CEPAL, es que “la pobreza extrema en México creció antes de la crisis”. Pero debido a ella, el escenario empeora. “Retomar la ruta desde la pobreza es más difícil que retomar la senda del crecimiento”.

Desempleo

En materia de desempleo, las tasas a nivel mundial continúan creciendo.
El crecimiento sostenido es endeble y la demanda de consumo e inversión son débiles, ya que las tasas de desempleo y subempleo siguen aumentando”, dice el informe WEPS. Los países en desarrollo, entre los cuales está México, especifica,  “enfrentan incrementos de empleo vulnerable y de pobreza entre los trabajadores”.
“Se espera que el impacto de la crisis financiera en las condiciones laborales empeore las brechas sociales en cuanto a oportunidades de empleo en los países en desarrollo”; sigue el informe.
Desde la ONU se habla de “enormes pérdidas masivas de empleo en 2009, que a su vez elevaron los índices de empleo informal” por lo que, a pesar de la “recuperación económica” que se prevé para la región, “se espera que los índices de desempleo permanezcan elevados en 2010”. “El sector informal ofrece empleos con menor capacidad de productividad y consumo, eso dificulta el crecimiento de la economía”, dijo Robert Vos.
Según datos de la CEPAL, dijo Jorge Mattar, el subempleo (empleo informal) en México “alcanzó el 28% en 2009”. 15 millones de personas.
“Cuando uno pierde su trabajo es muy difícil volver al sistema. El rezago que ocasiona es muy grande. La gente consigue de nuevo un trabajo lo hace por menos tiempo del que quisiera”, agregó Vos.
La “reducción” en el empleo y en las oportunidades de ingresos, “disminuyó la reducción de la pobreza en 2009, atrapando en la pobreza extrema aproximadamente a 4 millones de personas en Latinoamérica y el Caribe”, dice el informe de la ONU.
Por último, el informe de la ONU advierte el “riesgo” de un “resurgimiento de los desequilibrios macroeconómicos mundiales”, que “podría minar la confianza en el dólar y provocar una recesión secundaria mundial que afectaría a los países latinoamericanos debido a su dependencia en el comercio y las finanzas mundiales”.

Comentarios