Propone Luege nuevo impuesto para el agua

jueves, 21 de enero de 2010

MEXICO, D.F., 21 de enero (apro).- El director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), José Luis Luege Tamargo, propuso hoy aplicar un impuesto a los servicios de agua y forestales, de no más del 1%, con el fin de propiciar el desarrollo de manera sustentable.

          “En las tarifas futuras se debe contemplar, además del costo directo por el servicio, el de tratamiento de agua y también para apoyar la reforestación”, añadió.

          Al término de la reunión del Club de Rotarios, donde presentó la ponencia titulada “Sustentabilidad hídrica del Valle de México”, Luege señaló que la iniciativa del impuesto ambiental es impulsada por el gobierno del presidente Felipe Calderón.

          Explicó que, por tratarse de un servicio que prestan los municipios y estados del país, la proporción del impuesto dependerá del estudio que se realice en cada ciudad del país.

          Añadió que para llegar a ese esquema se requiere "fortalecer el sistema tarifario, con el fin de que mejore el servicio y combatir las fugas que se presentan".

          Luege afirmó también que la problemática número uno del Valle de México es el abasto de agua potable, más que la inseguridad y el transporte.

          Según el funcionario, los problemas del narcomenudeo, el narcotráfico y el transporte pueden solucionarse, mientras que el del agua no tiene solución a corto plazo. 

           Explicó que esos problemas, pero principalmente el del suministro del agua, deben tener “una política de visión metropolitana”, donde trabajen en forma coordinada los estados de México e Hidalgo, así como el Distrito Federal. 

          Explicó que el Sistema Cutzamala, que envía el líquido al Valle de México, tiene una capacidad de 20 metros cúbicos por segundo, de los que sólo se utilizan 14.9 metros cúbicos, y ahora sólo envía 10 a esta zona. 

          Señaló que el Sistema Lerma enviaba inicialmente 14 metros cúbicos por segundo y ahora sólo 4.8. 

           Además, Luege dijo que el acuífero del Valle de México está sobre explotado. Indicó que se habían detectado siete mil pozos, pero sólo tres mil estaban dentro de la legalidad, por lo que “la situación de muy crítica y coloca a los habitantes en un riesgo terrible”. 

          Agregó que, debido a la sobre explotación del acuífero, la ciudad se hunde en promedio 10 centímetros por año, aunque en algunas zonas el hundimiento llega a ser de hasta 40 centímetros. 

          Por ello, el funcionario dijo que es necesario recuperar un manejo integral de esta cuenca mediante el ordenamiento, lo que significa limitar el crecimiento de la mancha urbana; recuperar los bosques de la ciudad; tratar el agua e inyectarla al acuífero, así como incorporar a su pago un porcentaje para servicios ambientales.

Comentarios