Cabañas, víctima de "una agresión directa": Mancera

lunes, 25 de enero de 2010

MEXICO, D.F., 25 de enero (apro).- La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) no cuenta con indicios de móviles, presuntos responsables ni el arma con la que se intentó asesinar al futbolista paraguayo Salvador Cabañas.

    Cabañas, centro delantero del América, recibió un disparo en la cabeza en el interior del baño del “Bar-Bar”, entre las 05:30 y las 05:45 horas de hoy.

    El negoció es propiedad de los hermanos David y Simón Charaf Medina, éste último exesposo de la Miss Universo, Lupita Jones. De acuerdo con versiones, fue asesor de Televisa en la realización de un reality show.

    El lugar, que operaba bajo el concepto de club privado y formaba parte del grupo Gamex, es un sitio concurrido por políticos como Miguel Alemán Magnani y Ernesto Zedillo, así como por gente del espectáculo, como David Copperfield, Bon Jovi y Alejandro Fernández, además de futbolistas.

    Esta mañana, personal del establecimiento impidió durante algunas horas el ingreso de agentes del Ministerio Público y peritos, encabezados por el procurador capitalino, Miguel Mancera Espinosa.

    Doce empleados del local, que permanece asegurado, ya rindieron sus declaraciones, en tanto que tres empleados, que impidieron el acceso de las autoridades, “están en calidad de presentados” y fueron trasladados a las oficinas de la PGJDF en la delegación Álvaro Obregón, donde también acudió el cuñado de Cabañas para rendir su declaración voluntaria.

    Respecto de la esposa del futbolista, quien acompañaba a Cabañas, Mancera dijo que será llamada a declarar, una vez que supere la crisis nerviosa en que se encontraba.

    De acuerdo con Mancera, la averiguación se integró por tentativa de homicidio y se descartó el móvil de robo, ya que “no se advierte que haya sido despojado de sus pertenencias”.

    Añadió: “Desconocemos en este momento el motivo de la agresión. Lo que sabemos y podemos presumir, por los indicios, las declaraciones de las personas que estaban ahí, es que (Cabañas) ingresó al baño, donde sufrió una agresión de manera directa”.

    Tras señalar que se hacen posibles retratos hablados del agresor con las más de una decena de declaraciones, Mancera señaló que, de acuerdo con los primeros indicios, Cabañas subió a la zona de sanitarios junto con su esposa, y que cada uno se dirigió a los baños de mujeres y de hombres.

    “Estamos buscando a alguien que, con intención de privarlo de la vida, es decir, con carácter doloso, realizó está acción”, añadió.

    En cuanto a los videos de circuito cerrado del local, Mancera dijo que las imágenes obtenidas “están borrosas”, por lo que será necesaria la intervención de “los peritos en informática y en imágenes de video”.  

    Dijo que, en lo que se refiere a la investigación sobre la situación irregular con que operaba el “Bar-Bar”, toda vez que la Ley de Establecimiento Mercantiles señala que la hora de cierre de estos negocios debe ser a las tres de la madrugada, estará en manos de la delegación Álvaro Obregón, una vez que concluyan las indagatorias de la PGJDF.

    Añadió que no se cuenta con el casquillo ni el arma. Sin embargo, dijo que podría ser calibre 22 ó .25. Dijo que, por medio de las radiografías tomadas de la cabeza del futbolista, los peritos determinarán el calibre exacto.

Comentarios