Desecha Camacho desbandada en la izquierda por alianzas con el PAN

lunes, 25 de enero de 2010

MÉXICO, D.F., 25 de enero (apro).- Manuel Camacho Solís, coordinador del bloque opositor Diálogo por la Reconstrucción de México (Día), descartó que las alianzas que el PRD pretende concretar con el PAN en varios estados, como Oaxaca e Hidalgo,  detonen en una desbandada en los partidos que integran el grupo: PRD, PT y Convergencia.
    Entrevistado en la ciudad de Querétaro, durante la inauguración de los cursos de posgrado que imparte el Instituto Politécnico Nacional en ese estado, Camacho Solís, rechazó cualquier posibilidad de renuncias masivas en el PRD, PT y Convergencia, pues, argumentó, el objetivo es generar condiciones de competencia electoral en 2010 con miras al 2012.
    Hombre cercano al excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, quien se opone férreamente a dichas alianzas, Camacho Solís afirmó que la ciudadanía está consciente de la necesidad de estas alianzas. Y abundó: “En todo el mundo se dan este tipo de alianzas”.
Camacho Solís, quien también es asesor del jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, dejó en claro que la decisión de aliarse con el PAN en algunos estados se tomó “por unanimidad en los tres partidos políticos” que integran el Día: PRD, PT y Convergencia.
    Señaló que esta semana el Acción Nacional definirá su postura respecto a las alianzas y si se concretan para buscar juntos derrotar al PRI en las elecciones locales que se desarrollarán en este año.
    Reveló que existen avances sustanciales en los estados de Oaxaca, Hidalgo y Durango. En los dos primeros, se perfilan como candidatos Gabino Cué Monteagudo y Xóchitl Gálvez, respectivamente. En Puebla y Sinaloa, aún no hay definiciones.
    Explicó que en todos los casos se buscará a candidato con reales posibilidades de triunfo, “honestos, con capacidad profesional y demostrada”.
    Respecto a la andanada de críticas que desató la posibilidad de PRD y PAN se alíen, afirmó que el único realmente preocupado es el PRI.
    La intención, aclaró, no es atacar al PRI, sino generar condiciones reales de competencia, ya que actualmente en algunos estados no existen. “Lo que tenemos son poderes feudales en varias partes del país, que no permiten la competencia y lo que tenemos es una situación nacional donde se está buscando por parte del PRI que haya una cargada", dijo.
Aunque reconoció el rechazo de personajes como Andrés Manuel López Obrador a este tipo de alianzas, manifestó que la pluralidad y el respeto entre las estrategias permitirán hacer un frente para resistir a la derecha y permitir un crecimiento mayor de las fuerzas "progresistas y de izquierda".