Calderón y Gómez Mont defienden reforma política

martes, 26 de enero de 2010

MÉXICO, D.F., 26 de enero (apro).- En respuesta a las críticas que levantó su propuesta de reforma política entre priistas y perredistas, el presidente Felipe Calderón dijo que los políticos no pueden ignorar la voluntad de los ciudadanos ni hacer oídos sordos a sus justos reclamos y señalamientos respecto del régimen de partidos.
    En Puebla, durante su participación en la Sesión Plenaria de diputados federales del PAN, Calderón manifestó que la discusión de la reforma debe trascender los recintos políticos, para que el ciudadano esté en posibilidad de enriquecerla y corresponda con sus expectativas.
    El titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Fernando Gómez Mont, secundó al Ejecutivo al señalar que el paquete de reforma política no busca el regreso de un sistema autoritario, por el contrario, dijo, pretende beneficiar el poder ciudadano.
Durante su participación el segundo día del seminario Análisis de la Reforma Política, en el Senado de la República, Gómez expuso que la propuesta presidencial busca fortalecer la democracia mediante mecanismos de participación ciudadana y a través del fortalecimiento del Federalismo.
"Esta reforma es prioritaria para que el gobierno mejore su desempeño y la sociedad participe más, por ello la discusión es fundamental para definir el México que queremos", apuntó.
La declaración del funcionario federal se dio en respuesta a las declaraciones de la presidenta nacional del PRI, Beatriz Paredes, quien denunció que el proyecto calderonista tiene un tufo autoritario por concentrar sus baterías en acotar al Congreso.
    No obstante, Calderón afirmó este martes que la reducción del número de legisladores es un reclamo ciudadano que exige más calidad y más eficacia en su representación popular.
Y es precisamente la sociedad, dijo, la que busca concretar una reforma política que dé poder a sus ciudadanos, que amplíe sus facultades y que les permita tener una mayor voz y un voto de peso en los asuntos nacionales.
Advirtió que mientras se permita que los partidos políticos y los legisladores eviten definir sus posiciones en temas críticos, mediante el fácil recurso de posponer esas decisiones, estamos atentando contra el derecho del ciudadano de fincar e imputar responsabilidad política al representante, que es el legislador.
Por otro lado, refirió que la elección consecutiva es en favor de los ciudadanos, porque deposita en ellos el poder más grande que tienen: el del voto, instrumento con el que deciden si un político continúa o termina su gestión, no sólo como alcalde, diputado o senador, sino incluso su carrera política.
Al respecto, Gómez Mont explicó que la propuesta de reelección legislativa y de presidentes municipales, que ha sido criticada por académicos y expertos, se planteó como una "posibilidad y no como una imposición".
Y las candidaturas ciudadanas, dijo, no pretenden mermar el sistema de partidos, sino ampliar las alternativas de los ciudadanos para atraer la atención de sus demandas cuando los partidos no reconocen sus demandas.
"Estamos conscientes que debemos ser muy cuidadosos en la instrumentación de este derecho, cuidando las fuentes de financiamiento y de acceso a los medios de comunicación a las campañas", puntualizó.

Comentarios

Otras Noticias