Fuerzas de seguridad desarticulan célula de El Chapo en Chihuahua

martes, 26 de enero de 2010

MÉXICO, DF, 26 de enero (apro).- Efectivos de la Policía Federal se enfrentaron en Chihuahua a una célula de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, líder del cártel de Sinaloa, con saldo de un sicario muerto y cuatro más detenidos.
La Secretaría de Seguridad Pública federal (SSPF) precisó que el narcotraficante abatido fue identificado como Miguel Ángel Guzmán Fernando, ‘El Güero’.
Asimismo, dos elementos de la Policía Federal resultaron heridos, por lo que fueron trasladados a un hospital, donde su estado de salud se reporta estable y fuera de peligro.
    Los detenidos son Jorge Rivera González, de 29 años y originario de Oaxaca; Gonzalo Caporal Abraham (20), de Veracruz; Alejandro Niño Sepúlveda (31), originario de Durango, y el sinaloense Jesús Fernando Vizcarra Hernández, de 28 años.
    La SSPF, a través de un comunicado, precisó que tras recibir una denuncia ciudadana que alertaba sobre la presencia de hombres armados, se desplegó un operativo sobre la carretera Ojinaga-Bahía de Kino, a la altura del kilómetro 66, en el poblado Gran Morelos, en Chihuahua, en donde fue ubicada una casa de seguridad.
    Los agentes federales fueron recibidos a tiros, lo que dio lugar a un enfrentamiento que duró más de una hora. En la refriega los presuntos delincuentes hicieron uso de granadas de fragmentación.
    Los agentes aseguraron seis armas largas; diversos cartuchos útiles; una camioneta marca GMC, modelo 2008, con placas de circulación DW57667; equipo táctico; chalecos balísticos, y diversas identificaciones personales.
    Los detenidos manifestaron trabajar para el cártel del Sinaloa y recibir órdenes directas de dos jefes conocidos como ‘El Mónico’ y ‘El Conde’.
    El boletín asegura que "la función principal de estos sujetos dentro de la organización era ubicar, ‘levantar' y ejecutar a elementos de grupos antagónicos, principalmente a gente del cártel de Juárez, con la finalidad de dominar la plaza y controlar el trasiego de drogas hacia Estados Unidos”.
    Los detenidos, armas y los objetos asegurados fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación
Por otra parte, la violencia vinculada al crimen organizado arrojó un este martes un saldo de al menos ocho muertos y dos decapitados en las últimas horas en los estados de Guerrero, Baja California y Sonora.
La Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPPC) de Guerrero reportó enfrentamientos entre grupos antagónicos, donde tres hombres perdieron la vida.
El primer hecho se produjo en las inmediaciones de la comunidad de Huayameo, del municipio de Zirándaro, y la segunda en el centro de Coyuca de Catalán, en plena Tierra Caliente guerrerense.
En ambos casos, los presuntos sicarios dispararon rifles AK-47 y granadas de fragmentación. En Huayameo cayeron abatidos tres jóvenes entre los 20 y 25 años de edad.
Por otra parte, las autoridades policiales precisaron que en el barrio La Calera, en el centro de Coyuca de Benítez, un joven de 20 años fue acribillado a balazos de grueso calibre, y el cual hasta el momento no ha sido identificado.
    Por otra parte, en Tijuana, Baja California, cuatro hombres murieron acribillados en las últimas horas en diferentes zonas de la ciudad.
    Autoridades policiales precisaron que en la colonia Módulos de Otay fue ejecutado Cipriano Medina, de 41 años. En el lugar se localizaron 33 casquillos percutidos.
    Otra de las víctimas fue identificada como Óscar Rivera Zepeda. Su cuerpo fue localizado en la colonia Terrazas del Valle, delegación La Presa.
    En la colonia Buenos Aires Sur, delegación Cerro Colorado, sicarios dispararon con armas de alto poder contra Jesús Armando Segura López y Jorge Armando Cárdenas Ayashi, de 22 y 30 años.
    Además, vecinos del Bulevar 2000 reportaron el hallazgo de un cadáver en la vía pública. Tenía varios disparos de arma de fuego.
    Mientras tanto, en Sonora, fueron hallados los cuerpos decapitados de dos hombres en la cajuela de una camioneta abandonada en
Nogales.
La Policía Estatal Investigadora (PEI) precisó que el hallazgo de los cuerpos se produjo la noche del lunes en una calle del barrio Lomas de Fátima.
Las víctimas vestían pantalón azul y sudadera, y sus cabezas fueron encontradas momentos después en el barrio Fundo Legal, dentro de una caja de plástico.
    Ambos murieron de asfixia por ahorcamiento, según reveló la autopsia.

Comentarios