Gobernadores y alcaldes desacatan recomendaciones de la CNDH

miércoles, 27 de enero de 2010

MÉXICO, D.F., 27 de enero (apro).- El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia, criticó hoy a los gobernadores de Guanajuato, Morelos, Guerrero y Oaxaca, así como al Jefe de Gobierno del Distrito Federal por ignorar las recomendaciones emitidas por distintas violaciones a los derechos humanos.
Al rendir su informe de labores ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, el ombudsman nacional reveló, además, que la Secretaría de la Defensa Nacional, el Instituto Mexicano del Seguro Social y la Procuraduría General de la República fueron las tres dependencias que sumaron más denuncias por trasgresiones a las garantías individuales en 2009.
    Plascencia detalló que fueron los gobernadores de Guanajuato, Morelos, Guerrero, Distrito Federal y Oaxaca, Juan Manuel Oliva, Marco Antonio Adame, Zeferino Torreblanca, Marcelo Ebrard y Ulises Ruiz, respectivamente, se negaron a aceptaron las recomendaciones emitidas por la CNDH.
Pero no fueron los únicos: también se emitieron recomendaciones a cinco presidencias municipales: Acayucan, Veracruz; Jiménez, Michoacán; Oaxaca de Juárez, Oaxaca; Olinalá, Guerrero, y Tijuana, Baja California.
    Todos desatendieron los señalamientos, por lo que –añadió– enviará a la Cámara de Diputados una propuesta para sancionar a quien no atienda las recomendaciones que envía el organismo que encabeza.
    “Considero oportuno fortalecer el trabajo de la CNDH a través de las reformas legales necesarias para que los funcionarios públicos que no acepten las recomendaciones o que no cumplan con las mismas cuando hayan sido aceptadas, comparezcan ante las comisiones de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados y/o Senadores para fundar y motivar sus acciones u omisiones, y en todo caso se les pueda fincar responsabilidades administrativas y/o penales”, propuso.
    Y detalló que otras autoridades que no aceptaron las recomendaciones de la CNDH fueron las secretarías de Relaciones Exteriores y del Trabajo y Previsión Social, además de Petróleos Mexicanos (Pemex); el Instituto Nacional de Migración; los institutos de Neurología y Neurocirugía, así como Rehabilitación, pertenecientes a la Secretaría de Salud, y el Congreso de Sinaloa.
El presidente de la CNDH, quien precisó que el año pasado se atendieron en ese organismo 7 mil 703 expedientes de queja y se emitieron 78 recomendaciones, aclaró que en el informe presentado este miércoles está una buena parte del trabajo realizado por su antecesor, José Luis Soberanes.
Asimismo, manifestó que “en breve” hará un pronunciamiento en lo que respecta al caso de la tragedia en la guardería ABC, donde perdieron la vida 49 niños. Incluso comentó que fue a él, como parte de los visitadores de la CNDH, a quien correspondió realizar la indagatoria sobre las violaciones contra los menores.
En otro tema, el ombudsman consideró que entre los factores que ayudaron a incrementar la delincuencia en el país durante 2009 destacan la crisis económica, la inseguridad social, la desconfianza de la población hacia las instituciones e incluso el entorno global.
Y más: adelantó que no interpondrá acción alguna en contra de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal por haber aprobado una ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, así como la adopción por parte de parejas homosexuales.
    “La Comisión Nacional de derechos Humanos es una institución que no recibe instrucciones de nadie. Es un órgano autónomo, de manera que yo tomo mis decisiones con estricto apego al marco jurídico, nada más, y al margen de cualquier discusión ideológica o política”, agregó.

Comentarios